Váyanse acostumbrando

El presidente Andrés Manuel López Obrador estuvo en Baja California este fin de semana, precisamente la víspera de llevarse a cabo una consulta convocada por el gobernador electo, Jaime Bonilla, quien insiste en prolongar su mandato, a pesar que el Tribunal Electoral declaró ilegal tal propósito. Pero el presidente no mostró desacuerdo y, por lo contrario, intentó justificarlo porque antes, dijo, eran “dedazos y concertaciones”, es decir, avaló la consulta sobre un tema que su Secretaria de Gobernación, Olga Sánchez, ha calificado de anticonstitucional. López Obrador asegura que “en la actualidad existe el Estado de derecho y la resolución será dictaminada por la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN)”. Como era de esperarse, los resultados de la “consulta” favorecieron al “si”; ahora solo queda el reducto de la SCJN, pero ésta, ¿seguirá siendo valladar de defensa constitucional? De otro modo, asistiremos a un antecedente “válido” para la consulta sobre la prolongación del mandato presidencial o la reelección.

Botón volver arriba
Shares
Cerrar
Cerrar