Yunes Linares, listas las carpetas ¡Será enchiquerado!

Por Edgar Hernández*

¡Se procederá a su aprehensión!

La Fiscalía General de la Federación dio luz verde para proceder contra el ex gobernador Miguel Angel Yunes Linares, por el tema de la “Carpeta Azul” que se liga a tres denuncias estatales por irregularidades en las cuentas públicas 2017-2018.

Esta última arrojó supuestos daños al erario por más de tres mil 500 millones de pesos por irregularidades en 46 de 97 entes estatales, se trata de 11 secretarías, 30 organismos descentralizados, tres fideicomisos y el capítulo de deuda pública.

El ex gobernador Miguel Angel Yunes  está acorralado.

Ya mismo se mueve temeroso por más que en declaraciones públicas se muestre ufano corriendo por el malecón o defendiendo lo indefendible.

Porta amparos en el bolsillo tras la aprehensión en días pasados de su ex colaborador, el subsecretario de Finanzas de su gobierno, Bernardo Segura Molina, quien ya soltó la lengua y abrió la caja de pandora sobre  desvío de dineros públicos que debieron destinarse al sector salud.

A ello se suman las denuncias de ORFIS sobre los mil 100 millones de pesos bajo sospecha por la compra de videocámaras y el dinero recuperado “por fuera” en bienes inmuebles y aviones entregados presuntamente por funcionarios del Duartismo –entre ellos Luis Angel Bravo, Edgar Spinoso, Gabriel Deantes, Vicente Benítez y Arturo Bermúdez-.

El punto es que no solamente van por él, sino por su familia y localizados colaboradores, entre la que destaca Indira de Jesús Rosales San Román, quien ocupó, cuando Miguel, la Secretaria de Desarrollo Social provocando un supuesto daño al erario por 270.9 mdp.

Durante el bienio de Yunes a esta dependencia se le dio un aumento presupuestal de casi el doble entre el primero y el segundo año del bienio de Yunes, pasando de 553.4 millones de pesos a 978.6 mdp, aunque gastó más de 1,363 millones de pesos.

En la sumatoria, digamos local, la que se refiere al daño al patrimonio veracruzano, se registran quebrantos en al menos cinco secretarias, así como la Contraloría y el área de Comunicación Social.

En el desglose estos son los montos:

  • Secretaría de Educación de Veracruz (SEV) por 383.6 mdp.
  • Secretaría de Infraestructura y Obras Públicas (SIOP) por 49.6 mdp.
  • Secretaría de Gobierno por 14.9 mdp.
  • Secretaría de Desarrollo Agropecuario, Rural y Pesca por 1.3 mdp.
  • Secretaría de Turismo y Cultura por 1.1 mdp.
  • Contraloría General por 2.5 mdp.
  • Oficina del Programa de Gobierno por 456,281.59 pesos.
  • Comunicación Social por 68.2 millones.

En tanto, a nivel federal es otro cantar.

Son tres las carpetas de investigación las que presentó el propio Andrés Manuel López Obrador, mismas que inició la hoy Fiscalía General de la Federación, previo a la toma de posesión de quien Yunes llamó “¡Viejo Guango!

La primera Carpeta de Investigaciones, fue en mayo del 2013 y en 2016 se presentaron dos nuevas denuncias, la primera por lavado de dinero y la segunda por delincuencia organizada.

Lo del desfalco al ISSSTE que dirigió en la época de Felipe Calderón es una asignatura pendiente.

Aquí los montos de lo presuntamente defraudado son simplemente espeluznantes. El estimado, hecho público, alcanza los 3 mil millones de pesos, más una propina de 230 millones de “comisiones” y “retenciones” indebidas a miles de afiliados al ISSSTE y maestros del SNTE.

A ello se agregan además presuntas 38 empresas familiares 34 de las cuales se encuentran en México, Puebla y Veracruz, y las cuatro restantes en España, para el lavado de dinero, según documenta y publica la revista Proceso.

Pendientes además, los temas de la pederastia y el asunto de las últimas adquisiciones de departamentos en Nueva York.

Ese es pues, el escenario.

Un negro horizonte para quien hasta antes del primero de diciembre del año era el amo y señor de estas tierras, para quien la consigna siempre fue ¡Ni perdón, ni olvido!

Yunes Linares dejará de ser el peleador de cantina para quien los periodistas siempre fuimos una bola de “ignorantes”, los empresarios cómplices de Duarte y los asesinados y desaparecidos solo una estadística porque en materia de seguridad pública siempre estuvimos muy bien.

Para este decadente político su vida es ahora un infierno. Se mueve en la total soledad. Se le ha visto enfermo. Se le escucha afónico. Cada día es más pequeño. El terror lo está consumiendo. Es esa angustia de no saber qué pasará con él y su familia.

Yunes Linares se suma al ocaso de los tiranos. Va rumbo al cadalso.

Tiempo al tiempo.

*Premio Nacional de Periodismo

Botón volver arriba
Shares
Cerrar
Cerrar