Del mundo virtual, a la percepción

Como si estuviera invadido por la nostalgia, el diseñador del ambiente donde el gobernador rendiría su informe de gobierno, una mampara al frente, repetida en el fondo que sirvió a los canales de televisión, decía PR1MER Informe, acaso queriendo emular las multitudes hilarantes de cuando el PRI gobernaba. Cuitláhuac García estuvo en su ambiente rodeado de colaboradores y gente llevada exprofeso para aplaudir a la menor pausa del orador, casi como si se hubiera ensayado. Allí, en la sala grande del Teatro del Estado todo salió bien, aunque para algunos de los asistentes lo que escuchaban no se correspondía con la realidad, como si estuvieran oyendo el eco de un mundo desconocido, escuchando logros invisibles de un discurso mal escrito. Porque el discurso informativo habla de números en infraestructura física, de logros en salud, de reducción de la violencia nada perceptibles en la realidad. ¿Prueba superada lo del dengue? Por favor. ¿Lugar número 28 en violencia cuando todos los días Veracruz se pinta de rojo sangre? Recuento de obras municipales, ríspidas insinuaciones al reciente pasado político de Veracruz, elogiosas referencias a colaboradores, ocuparon buena parte del informe, pero para nada describen la triste realidad de Veracruz. 

Botón volver arriba
Shares
Cerrar
Cerrar