La culpa es ajena

El gobernador Cuitláhuac García encontró el camino más fácil para auto exonerar a su gobierno de cuanto ocurre actualmente en el Sector Salud, toma como referencia el pésimo estado de la infraestructura hospitalaria en la entidad y el desabasto de medicinas, evade la circunstancia que ya lleva doce meses al frente de un gobierno y elude el hecho de que a ese sector se le destinan miles de millones de pesos anualmente; sin embargo, sin demérito de su aserto sobre las culpas ajenas, en el balance anual el resultado de la gestión 2019 no se corresponde con la visión optimista de una “prueba superada”. La realidad hace constar que durante el año en curso el desabasto de medicinas fue permanente, los aparatos médicos siguen sin repararse, muchos médicos oncólogos y de otras especialidades no aceptan las condiciones de trabajo por los bajos niveles de sueldo en el tabulador. No se redujeron ninguno de los elevados índices de Sida, diabetes, obesidad, cáncer de mama etc., y, por si algo faltara, el dengue en Veracruz aumentó exponencialmente por insuficiente fumigación, porque mandar al personal de vectores sin la herramienta indispensable para fumigar a solo repartir volantes no afecta al mosquito transmisor.

Botón volver arriba
Shares
Cerrar
Cerrar