La Iglesia no es voz en el desierto

Es muy significativo el pronunciamiento que hace la Arquidiócesis de Xalapa a través de su Oficina de Comunicación Social a cargo del presbítero José Manuel Reyes Suazo, particularmente porque lo hace extensivo a la opinión pública en momentos muy difíciles para el estado de Veracruz, en un ambiente donde impera la violencia y la sociedad vive en permanente angustia. El comunicado eclesiástico refiere la “descomposición social que vivimos” y llama a no “acostumbrarnos a esta inhumana realidad”, a revertir el estado de las cosas para “recuperar la tranquilidad y la paz”. No habla en despoblado la Iglesia, pues su base de feligresía es bastante amplia, y su mensaje, de alto impacto social, refleja con claridad meridiana el tétrico escenario de nuestros días.

Botón volver arriba
Shares
Cerrar
Cerrar