Más vale tarde que nunca…

Opiniones y Comentarios

Julio Ricardo Blanchet Cruz

diariolibertad@gmail.com

Por fin, después de tanto tiempo de vivir engañados creyendo en el poder de la mente; y en los miles y miles de libros de autosuperación -todos best seller- que solo sirven para que el autor y la editora superen sus ventas y prosperen…

En el entendido, de que tal vez alguno por allí conozca a alguien que inspirado en el ejemplo de tenacidad plasmado en libro “El manco relojero”; haya enmendado su camino y triunfado en la vida…

O algún otro al que le cambió la suerte con solo sonreírle al mundo y emanar vibras buena onda.  Y ni comentar de los que están convencidos de que la fe mueve montañas; ni tampoco ahondar en la medicina psicosomática, que dice que las enfermedades se producen por pensar en ellas y también se curan de la misma manera…

Lo que dicen que tiene estrecha relación con los milagros, es decir, de gente que se ha curado rezándole a determinado santo.  Por no soslayar los millones que creen en las brujerías, el mal de ojo, la cartomancia, la quiromancia, la nigromancia y todas las mancias que el amable lector quiera agregar…

Para que citar los miles y miles de millones de dólares que los laboratorios químico-farmacéuticos han ganado vendiendo medicinas para personas con problemas mentales de cualquier índole…

Desde el insomnio hasta la epilepsia, pasando por cualesquier tipo de psicosis, fobias, ansiedades, miedos, depresión, obsesivos-compulsivos, etc. todo acorde a las teorías de connotados maestros, que son aplicadas por sesudos psiquiatras y psicólogos; con sus respectivas especialidades…

Pues hay que saber, aunque muchos no lo van a creer y prefieren seguir siendo mentidos -como la canción: miénteme por propiedad yo te lo pido…- que ¡hemos vivido engañados!…

No solo “El bien y el mal no existen, sino existe solo la salud y la enfermedad”. Pitágoras (569 – 475).  Sino que, según lo acaba de determinar la ONU.  Las enfermedades mentales se derivan de problemas en el resto del organismo…

No porque alguien vive con rencores y con odios se va a enfermar.  El vivir con odios y rencores es ya un aviso de que esa persona anda mal.  El odio y el rencor son la manifestación de la enfermedad…

Las personas que tienen un carácter explosivo padecen hemorroides.  Si una persona tiene un carácter explosiva va a terminar padeciendo de hemorroides.  No es cierto que si todo el tiempo tienes mal carácter, te vas a acabar enfermando del hígado.  Es al contrario, las personas de mal carácter por regla general están mal del hígado…

Así como a los que tienen psoriasis les da por estarse rascando -no les dio psoriasis por rascarse- a los que tienen bronquitis les da por toser -no por toser les dio bronquitis-.  En fin…

Lo cierto es que este gran descubrimiento que debiera de impactar en la salud de los pueblos del mundo y revalorar sus tratamientos psiquiátricos, seguramente solo será aprovechado por unos pocos que entenderán que la salud y la enfermedad entran por la boca, porque todos somos el resultado de lo que hemos comido…

Y los poderosos, a quienes no les conviene que esto se sepa, harán que el maravilloso “descubrimiento” pase desapercibido.  Como ha pasado desapercibido durante tantísimos  Siglos…

Toda vez que ya lo había dicho Décimo Junio Juvenal (60 – 128) “Mens sana y corpore sano”. Mente sana en cuerpo sano.  Pero finalmente; más vale tarde que nunca.  ¿O no?

Y nos vemos mañana, si el Sol me presta vida.

No sin antes permitirme recordarles que Air Bit Club es un fraude.  

Botón volver arriba
Shares
Cerrar
Cerrar