Ebrard y la historia

El canciller Marcelo Ebrard en su apología al régimen declaró que la polarización no es buena, porque el enfrentamiento actual en México describe “la nueva geografía, ni siquiera son ideologías, sino es ver quién odia más al de junto o cómo le hacemos para los otros se vayan, como si la historia fuera elíptica y se repitiese, como si olvidáramos tantas cosas que ha pasado con la humanidad”. Sin duda le asiste la razón, pero elude que el discurso presidencial se caracteriza por polarizar al escenario político del país y de esa manera difícilmente serenará los ánimos políticos. Por otro lado, efectivamente pareciera que la historia transcurre en forma elíptica porque en México pudiéramos volver a revivir, obviamente con los matices de las circunstancias actuales, el episodio de la sucesión presidencial de 1994 cuando Manuel Camacho se indisciplinó a Salinas porque éste decidió por Colosio, Ebrard vivió de cerca aquel interesante capítulo de nuestra historia. Cabe la interrogante si en la sucesión de 2024 AMLO decide la candidatura a favor de Sheinbaum, en vez de Marcelo Ebrard, ¿cuál sería la reacción de éste? 

Botón volver arriba
Shares
Cerrar
Cerrar