Edel, misión cumplida

No fue sorpresivo el que hace tres años Edel Álvarez Peña llegara al sitial más elevado del Tribunal Superior de Justicia de Veracruz y convertirse en titular del Poder Judicial de Veracruz, no, si lo enfocamos desde la óptica del tiempo y las circunstancias: su trayectoria política y administrativa, su previo arribo a la magistratura y su relación generacional con el titular del Ejecutivo se conjugaron para aquel ascenso. Ignoramos realmente lo que entonces advertía en su horizonte, aunque en su discurso del Tercer Informe reflexivamente lo refirió con amplitud filosófica y acaso criptica para mensajear que no pretendía reelegirse en el cargo que desempeñó con eficiencia y resultados de productivo balance. Edel, político y jurista, cierra su ciclo en la presidencia del Poder Judicial, hoy se elige a quien hereda un buen legado, como a su vez él lo recibiera de su antecesor. Lo ideal será una continuidad de superación porque en el recinto del Poder Judicial, con la aplicación justa de las leyes, se vertebra la paz social en la entidad. Allí debe prevalecer el Honor y la Justicia, ni más ni menos.

Botón volver arriba
Shares
Cerrar
Cerrar