Eusebia Cortés Pérez: Algo cocina doña cheva contra títere Carranza

Miguel Pintos: Con tal de figurar, es capaz de convertirse en el muerto en un velorio.

Sergio Gutiérrez Luna: La falta de capacidad de sus asesores lo hicieron quedar mal.

Nicolás Reyes, Víctor Carranza: El fracaso en la inseguridad, desempleo, economía, transparencia y rendición de cuentas.

Víctor Rodríguez: El negro que no se raja está de vuelta.

De pronto, doña cheva, Eusebia Cortés Pérez, se dio cuenta de las irregularidades en el manejo del dinero por parte del misógino alcalde Víctor Carranza, quien está enfrentado a la síndica, Yazmín Martínez Irigoyen, precisamente por el tema del dinero, y quien se niega-justificadamente-a firmar los estados financieros por los malos manejos en su aplicación.

La regidora segunda, con la comisión de panteones, que se caracteriza por su bajeza política para atacar a sus enemigos a través de las redes sociales con perfiles falsos, de pronto, quién sabe qué mosco le picó, y también se muestra reacia, no muy convencida a firmar los estados financieros, y lo ando gritando a todo mundo.

Todo aprobaba la servil ahijada de Rocío Nahle, secretaria de energía, al misógino alcalde, pero ahora, o no le están repartiendo bien su tajada del pastel, o simplemente doña cheva no tiene llenadera, o de plano sabe alguna otra cosa que se cocina desde el altiplano, para llevar a cabo alguna otra estrategia política, ante el des…. garriate de títere Carranza, que ha resultado muy verde para las cuestiones políticas.

Algo pasa entre estos personajes, tan es así que, en pasada sesión de Cabildo, Víctor Carranza permitió que la guillotina le volara la cabeza a la directora de panteones, Elba Gordillo Silva-aunque aún no se ha concretado su salida-por el asunto de los restos óseos incinerados en el panteón jardín, denunciados ante la Fiscalía por los colectivos de búsqueda de personas desaparecidas, en donde parece ser, está involucrado personal de la regidora Cheva Cortés.

En la misma sesión cayó la “encargada” de Protección Animal, Damaris Nassar Guzmán por no tener el perfil de médico veterinario para estar al frente de semejante responsabilidad, y las consecuencias aquí, en ésta área, han sido desastrosas; 85 perros muertos por la mala aplicación de vacunas.

El que no cesa en su empeño por hacerse notar es Miguel Pintos, secretario del ayuntamiento-denunciado en la Fiscalía por alterar un acta de Cabildo, entregada a un juez federal para desalojar al señor Ember de Jesús Ballinas, de la concesión de una fracción de terreno en el estadio Hidalgo-quien se ha convertido, ante la ausencia e incapacidad de Víctor Carranza, en el alcalde de facto, pone, dispone y hace lo que se le pega en gana, sin que nadie, absolutamente nadie, le diga nada, asumiendo un rol que no le corresponde, incluso, usurpando funciones de la sindica Yazmín Martínez Irigoyen.

Yazmín Martínez Irigoyen es, junto con el alcalde, la comisionada de seguridad, pero Miguel Pintos, para que no le pisen la sombra, no le gira las invitaciones inherentes al cargo de la síndica para ir él por ella, como en el caso de la entrega de reconocimientos a la policía de Coatzacoalcos, donde se encargó de entregarlos, y se dio el lujo de ir a la ciudad de Xalapa, a atestiguar, junto al otro bueno para nada de Hugo Gutiérrez Maldonado, secretario de seguridad pública, el egreso de cientos de policías.

Es tiempo de “informes” en todos los municipios de Veracruz, y uno de ellos, aunque no es diputado federal por Minatitlán, Sergio Gutiérrez Luna, rindió un informe que, no debió realizar aquí, pero, pues como todo mundo sabe, trae la jiribilla de ser alcalde de este municipio, a sabiendas de que el mal trabajo de Nicolás Reyes Álvarez puede enterrar sus legítimas aspiraciones.

El informe del diputado federal Sergio Gutiérrez Luna, en el salón la Mansión, se caracterizó por hacerse acompañar del líder de la cámara baja, Mario Delgado, y por hablar de que habrá una fuerte inversión a las refinerías, incluida la de Minatitlán, de ahí en fuera, su informe fue insulso, e insustancial.

La mala colocación de las mamparas afectó la proyección de su trabajo legislativo que, sin duda es suficiente, pero que sus malos asesores quizá le aconsejaron no presentar, pensando que el solo hecho de mencionar recursos para la Refinería, y que Minatitlán recuperará su pujanza industrial sería suficiente, esta mala planeación originó que el diputado no tuviera eco entre los asistentes, a pesar de su capacidad de oratoria.

También Carmen Medel, ésta sí del distrito de Minatitlán y quien busca, pese a su nulo trabajo legislativo, la silla que calienta el bueno para nada de Nicolás Reyes Álvarez, rindió un informe sin resultados, únicamente habló del etiquetado de los alimentos, su gran logro que, según ella, puede hacerla ganar la presidencia.

Mucha distancia le falta a doña Carmen para pisarle los talones a don Sergio, sin embargo, cualquiera de los 2 puede perder la elección, por los malos resultados de tío Nico, y la enorme decepción que ha causado.

Ya que hablamos de Nicolás Reyes Álvarez, nadie se explica que pitos toca el hijo del vetusto alcalde, Agustín Reyes, ya que llega a la dirección de obras públicas como si fuera funcionario público, dando órdenes, tomándose atribuciones que no le corresponden, organizando, y poniéndose de acuerdo con el personal que ahí trabaja sin que se sepa que ostente algún cargo público.

Lo mejor que podría hacer Nicolás Reyes Álvarez es explicar en qué consisten los 3 millones y medio de pesos que se pagaron por servicios profesionales que, nadie hasta ahora, nadie se explica en qué consisten dichos servicios, y otros 2 millones y medio que se pagaron a Auditores externos para cuadrar y limpiar la cuenta pública 2018, y aún así existen muchas observaciones, por aproximadamente 30 millones de pesos, y para este año ya se pagaron otros 3 millones y medio por revisar la cuenta del 2019 a otro despacho de auditores externos.

A propósito de informes, en 3 rubros sensibles han fracasado los 2 alcaldes de MORENA, de los 2 municipios más importantes del sur de Veracruz; Minatitlán y Coatzacoalcos.

El primero es el de la inseguridad; donde día con día vemos como siguen secuestrando, asesinando, extorsionando, cobrando derecho de piso, ahuyentando inversiones, separando y dividiendo familias, y como consecuencia cero inversiones, el segundo es el desempleo y economía, ligado estrechamente con la inseguridad, donde los alcaldes piensan que no es su obligación generar condiciones de seguridad para que los empresarios, y cualquier ciudadano que cuente con algún recurso pueda abrir un negocio, es todo lo contrario, cierran y mandan a la calle a los empleados, afectando la economía familiar.

4 mil empleos se han generado en el todo el estado, lo dijo sin vergüenza la secretaria del Trabajo, María Guadalupe Argüelles Lozano, imagínese lo grave que es esto.

El tercer rubro, no menos importante, slogan de campaña del presidente López Obrador, es el de la transparencia y rendición de cuentas, y el combate a la corrupción, desde luego, la máxima ideológica de “no mentir, no robar, no traicionar”, estos 2 alcaldes se lo pasan por el arco del triunfo.

Mire, los 2, Nicolás Reyes Álvarez, y Víctor Manuel Carranza Rosaldo, tal parece están peleados con este tema tan importante, ya que llegaron con el lema de un cambio de gobierno, diferente a los anteriores, sin embargo, el primero, tío Nico, quiere manejar el dinero como si fuera el gasto de su casa, por lo mismo, está enfrentado con la mayoría de sus ediles que se niegan a firmar los estados financieros, y en últimas fechas, la síndica Gisela Pineda, ha doblado las manos ante éste necio que no entiende razones.

Por lo que hace a la iguana Carranza, éste está peor, los llamados de su jefa política, Rocío Nahle no lo han hecho cambiar para mejorar sus relaciones políticas con algunos ediles que no ven nada bien como maneja discrecionalmente el dinero de nuestros impuestos, hay mucho desaseo económico, mucha opacidad, peor que los gobiernos prianistas que tanto criticaron.

Una para el coraje. – La mala administración de Víctor Manuel Carranza Rosaldo, permite la llegada de actores políticos que parecía que esperarían muchos años para “regresar”, sin embargo, sólo han bastado 2 años para que el grupo político de Víctor Rodríguez Gallegos haga presencia nuevamente en el PRI de Coatzacoalcos. No es casualidad, las condiciones políticas son idóneas para un grupo que nunca se ha ido. Depende de ellos que tanto se fortalezcan rumbo a las siguientes elecciones, ya que cuentan con estructura electoral en las colonias, y vaya que pueden dar la sorpresa. Al tiempo.

Botón volver arriba
Shares
Cerrar
Cerrar