Los beneficios del T-MEC

Después de la ratificación del Tratado Comercial México-Estados Unidos-Canadá han llegado nuevas inversiones a México, dice Alfonso Romo, Jefe de la Oficina de la Presidencia, en tono más que optimista. No podría ser de otra manera dada las difíciles circunstancias de la economía mexicana, mucho de lo cual viene inherente a la desconfianza generada por acciones del propio gobierno de México y lo dicho por Romo va en el sentido de proporcionar tranquilidad a los mercados extranjeros y la clase empresarial del país. Tiene razón Romo en expresar optimismo, aunque desde fuera no ven igual el panorama, pues la Comisión Económica para América Latina, por ejemplo, disminuyó su pronóstico de crecimiento a cero por ciento este año, pero a 1.3 por ciento para 2020 gracias a “la aceleración de la inversión pública y privada, el aumento del consumo interno derivado de un mayor gasto social y el aumento al salario mínimo”. Si se concreta la anunciada inversión privada y el gobierno cumple con agregar confianza a la actividad política y económica es probable que en 2020 empecemos a ver mejoría económica en el país. Que así sea.

Botón volver arriba
Shares
Cerrar
Cerrar