Un año y seguimos atorados

Por Jesús Castañeda Nevárez

Ya es diciembre, último mes del año.

También es el inicio del segundo año de gobierno.

Un final y reinicio que se envuelven con otros datos.

Quienes todo lo creen pueden estar seguros de que en el zócalo hubo más de un millón de personas.

Lo cierto, lo tangible y lo que no tiene lugar a dudas es que seguimos atorados en los grandes problemas y no se observa una estrategia clara que apunte a la solución.

Que Dios nos bendiga a todos.

Botón volver arriba
Shares
Cerrar
Cerrar