A “Verduritas” lo han visto en Puebla

Spread the love

ColumnaSinNombre
@pablojair

LOS TIEMPOS ESTÁN CAMBIANDO, DIRÍA DYLAN (Y EN UNA DE ESAS, SE BESÓ CON LENNON)

+ A “Verduritas” lo han visto en Puebla.
+ Convocatoria para nuevo fiscal, en febrero.
+ Camioneta submarina en Veracruz.
+ Gracias miles a todos, todas, tedes.

Lamentable la muerte de Kobe Bryant; aunque aquí en la aldea ni se acordaron del Paquín Estrada…
–Chopenjawer

Hace algunos años, un amigo me platicaba de una situación inédita al interior de la escuela donde trabajaba (y donde además años atrás estudiamos la secundaria); la institución tenía fama de ser muy estricta y de que muchos llegaron ahí a componerse y a enrielarse por el buen camino.

Resulta que por esas fechas, descubrieron que dos alumnos (dos chavillos, pues) andaban de novios y lo expresaban con cierta discreción, pero era evidente su relación de pareja homosexual: algo que nunca les había pasado y con lo que no habían lidiado nunca, pero ya eran otros tiempos, otras reglas –por ejemplo, ya los castigos físicos estaban prohibidos– y por lo tanto había que mostrar mucha tolerancia y tacto al alumnado en todos los aspectos.

En esa misma escuela tuvimos un compañero gay: el buen Alfredo, aunque la neta la palabra “gay” ni siquiera se escuchaba todavía y apenas se oía en los 90 dentro de la cultura popular. Para la época, para la inmadurez de adolescentes y para la ignorancia incluso, el calificativo era “el jotito”, “el chotito”, “el mariconcito”, y a lo mejor así lo veíamos normal, más en un Minatitlán donde la cultura muxe está muy arraigada y desde muy pequeños, pequeñas, pequeñes, vemos a hombres vestidos de mujer. Todavía era más escasa o poco conocida la homosexualidad femenina y se escuchaban apelativos más despreciativos que aquí no valdrían la pena repetir.

Alfredo falleció hace poco y hasta allá le enviamos un fuerte abrazo, porque la neta era un vato a toda madre.

Es evidente que Veracruz es muy diverso. En el pueblo natal donde estamos escribiendo estas líneas, quien no recuerda la barda perimetral por las madrugadas cuando veías a los soldados platicando con sus novios; o al grupo que se paraba en el crucero de la avenida Ávila Camacho con la avenida Lázaro Cárdenas, a donde se paraban las camionetas de Pemex con los “ingeniebrios” para subir a los “sobrinos” que se paraban ahí vestidos de mujer.

Y es que en Veracruz se dice que hay una cultura muy arraigada del amor entre hombres y entre mujeres, más allá de lo que llaman el matrimonio tradicional.

Por ejemplo, ¿quién no ha escuchado de Chacaltianguis? La tierra donde los hombres se dan… pero entre ellos. Es frase de cotorreo, pero muy popular y pegadiza. Otros lugares con esa fama, pues van desde la zona conurbada Veracruz-Boca del Río hasta Alvarado… O que “Jalisco los crea, la Ciudad de México los distribuye y Veracruz los consume”, con aquello de que está muy arraigado (y disfrazado, pero bien sabido) lo que comúnmente se le llama “mayatada”.

Quizás desde antes ya había este amor que dicen prohibido; por ejemplo, es famosa la historia del yerno de Porfirio Díaz, a quien también le atribuyen ser pareja sentimental de Emiliano Zapata, recientemente erotizado en un cuadro sobrevalorado y muy polémico, pero que finalmente puso en boca de todos el autor Fabián Chairez.

Seguramente mucha gente ha vivido arrepentida por nunca haber salido del clóset y si lo hizo, fue cuando ya tuvo una familia y vio que los tiempos eran distintos; donde ya no habrían motivos para esconderse, aunque también es muy respetable la privacidad de cada quién.

Antes, por ejemplo, mucho de los secretos para presionar a un determinado político tenía que ver con su sexualidad: que mientras estaba viviendo la fachada de ser un hombre heterosexual feliz, uno de sus oscuros secretos era su homosexualidad, motivo con el cual era suficiente para tenerlo apretado, condenado a no revelar su secreto. Hoy podría decirse que ese tipo de extorsiones o exhibiciones ya son arcaicas y sólo algunos ordinarios usan eso como ataque político.

En lo personal tengo familiares que pertenecen a esa comunidad y me siento muy orgulloso de ellos. Son muy trabajadores, muy fregones en sus áreas de trabajo y salieron adelante pese a las adversidades familiares y son muy felices en sus vidas. Uno inclusive ya se casó. Los amo, los respeto, porque son de mi familia más cercana.

Le cuento todo esto porque hoy estamos con una gran polémica que ha originado el tema del matrimonio igualitario en Veracruz. Hay que decirlo: muchos le huían al tema por fobias personales, creencias religiosas, y los más pragmáticos, para no enfrentarse con las iglesias, que también representan votos.

No era secreto que una vez que Morena llegara al poder, de inmediato iba a subir a la agenda legislativa el tema de los matrimonios entre personas del mismo sexo. Durante años, los simpatizantes de izquierda han defendido causas como esta, por aquello que durante décadas el machismo, la homofobia, fueron características del México intolerante.

Morena –hay que decirlo– si bien mantiene una relación formal con las instituciones religiosas, la verdad es que tampoco han demostrado ser fervientes católicos o que estén necesitados de la aprobación del poder de la iglesia. De hecho, hasta parecen confrontados.

Tampoco se duda que haya legisladores que más que simpatizar con las causas de la comunidad LGBTTI (Lésbico, gay, bisexual, transexual, transgénero, travesti e intersexual), utilicen esta bandera política para sacar raja y buscar mantenerse en los reflectores.

El problema –creo yo– es cuando algo que debería verse natural en estos nuevos tiempos y donde se debería ya encarrilarse en lo que es la inevitable cultura popular que va definiendo e influyendo a la humanidad en cada época, existen todavía grupos a los que se entiende que defiendan a capa y espada el matrimonio entre un hombre y una mujer, pero que a la vez los hace ver como tratando de apropiarse o monopolizar el matrimonio como algo sagrado, exclusivo de grupos religiosos o de burócratas que no quieren perder la patente del negocio matrimonial.

Otra es que también ha crecido la influencia de otros cultos protestantes y han logrado penetrar incluso en lugares tradicionalmente “mochos”. Hay comunidades enteras, como Las Puentes, en Coatepec, donde gran parte de los pobladores ya pasaron a ser “cristianos” y muy pocos siguen siendo fieles al catolicismo.

Y sí, estamos seguros que hay menos matrimonios por la iglesia que antes.

Hoy, por ejemplo, entendemos que si bien para muchos nos cuesta quitarnos decir “jotitos”, “chotitos”, (en el argot popular, por ejemplo, sigue el grito de “EEEEEH… P…TOOOO” con las consecuencias como castigos a estadios completos de futbol por considerarse una arenga homofóbica), la comunidad LGBTTI merece todo el respeto, así como a una larga lucha por la cual han logrado tener sus derechos y reducir así a grupos conservadores de derecha que callaron por años atrocidades como las violaciones de curas a niños y niñas.

En aquel entonces, en la secundaria inmadura, inocentemente ignorante, una de las primeras canciones de protesta que me hizo entender los ciclos del mundo conforme los años pasan fue “The Times They Are A-Changin”, de Bob Dylan. Ahí la tratábamos de entender a orilla de banqueta con mi broder Ricardo Ávila, pero la verdad que no era muy difícil de comprender.

“Los tiempos están cambiando”, diría Bob Dylan… y eso tienen que aceptarlo: el amor es para todos, hasta para los de Veracruz.

NOTA PARA PEGAR EN EL REFRI: ¿Pos qué se traen?… Según fuentes, al Fiscal Verduritas lo han visto por Puebla y ahora hasta trasciende que viene amparado a presentarse a Pacho… ¿Ya habrán negociado algo entre el exfiscal y la Cuarta Transformación? Por lo pronto, “Verduritas” ya volvió a retarlos mandando a decir en medios nacionales que está vigente su amparo. Las autoridades en Puebla, se logró saber, ni saben del tema ni han pedido colaboración para su detención… ¿Entonces a qué juegan?.

OTRA NOTA EXTRA DEL MISMO TEMA: Por lo pronto en la aldea, la convocatoria para Fiscal General del Estado se comenta que ya está lista y en caliente va a salir, con amparo y sin amparo se va a convocar, porque al final de cuentas la acción de inconstitucionalidad y su reclamación la perdieron en la Suprema Corte los diputados locales opositores, así que de qué va la Convocatoria es un hecho. Según cálculos, esto sería al calor de las reformas que se deben presentar en el Senado en febrero, mientras en el Congreso del Estado van a meter aquí el tema para que no se caliente y se tape con el rollo nacional, por lo que se prevé que sea el 6 de febrero. En este escenario, Winckler podría reaparecer diciendo que está separado provisionalmente y que el Congreso no puede convocar a elegir un nuevo Fiscal por 9 años.

NOTA SUBMARINA: Que a lo mejor la Secretaría de Marina anda probando submarinos en Veracruz, con aquello de que una camioneta fue a parar al mar en el recinto portuario y se filtraron fotos de cuando fue rescatada. Hasta el momento se desconocen las causas, pero pues no habría que pensarle mucho para figurarse como diablos una camioneta fue a parar al mar… Sí, son submarinos secretos, seeeee…

LA ÚLTIMA PORQUE MAÑANA REGRESAMOS A XALAPA: Muchas, pero muchísimas gracias a todos los que se tomaron la molestia para felicitar a este columnista. En verdad, muy agradecido, son los más chidos, chidas, chedes del mundo mundial. Abrazote fraterno, fraterna, freterne, para todos, todas, tedes.

  • 7
    Shares
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar