Adiós al “abrazo, no balazos”

Spread the love

La sombría realidad mexicana está demostrando cuán equivocada es la estrategia del gobierno mexicano en materia de seguridad pública, porque el “abrazos, no balazos, simplemente ha fracasado, pues la delincuencia ha puesto oídos sordos al llamado presidencial de “portarse bien”. Lo curioso en este asunto es que no haya sido la realidad mexicana, el creciente número de muertos por la violencia imperante en territorio nacional, lo que empujó al gobierno mexicano ha cambiar de estrategia, sino la creciente presión del gobierno de los Estados Unidos para hacer del combate a los cárteles de la droga una auténtica cruzada. De allí que Durazo haya declarado que se esperan arduas tareas para la Guardia Nacional, porque ya no hay tiempo para miramientos sino para la acción, resultados piden en el Norte. Solo así.

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar