De los animales superiores…

Opiniones y Comentarios

Julio Ricardo Blanchet Cruz

diariolibertad@gmail.com

Aunque no es la primera vez que sucede que al Presidente le dan otros datos y lo exponen al descrédito; pero con el asunto del Insabi ya de plano pareciera que lo hacen adrede…

Primero dijo, tal vez desmañanado, que la atención médica y las medicinas iban a ser gratuitas para todo el mundo; para después, cuando sus colaboradores dijeron que eso no era posible, se dio marcha atrás y que siempre no, que siempre sí se les va a cobrar…

Lo que quiere decir que para tomar la decisión de desaparecer el Seguro Popular, que en sus propias palabras dijo que “no era ni seguro, ni popular”, ni siquiera le preguntó al Secretario de Salud, ni a nadie.  Ahí se va; y ahí se va…

Pero como algunos Gobernadores con hasta ahora cierta dignidad -ya veremos para mañana si se sostienen o ceden- atendiendo al Pacto Federal que establece que los Estados son Libres y Soberanos, le dijeron al señor Presidente que no estaban de acuerdo y que no firmarían autorizando su operación en sus Estados…

Lo que orillo a que el Primer Mandatario reculara y declarara que el Insabi no era obligatorio, sino voluntario; lo que no desenreda lo complicado del asunto ya que intervienen muchos otros factores económicos y de responsabilidad…

Pero el asunto va todavía más allá; pues don Andrés Manuel dio a conocer algo que tampoco se sabe cómo es que va a operar; pues para ser claros, ni siquiera existe.  Es un invento sobre las rodillas que no tiene ni pies ni cabeza, resultado de una fila de in preparados que no tienen ni idea de cómo se le hace para gobernar…

El asunto debía de haber sido manejado por el Secretario de Salud; y debiera ser el propio Secretario quien mostrara la cara; pero como no se lo encargaron a él; pues tan campante…

Lo mismo el asunto de la Universidad de la Salud ¿? Que vaya Usted a saber, amable lector, que clase de engendro acabará siendo…

Viniendo a la mente, que por ahí alguien dijo que las últimas palabras del legendario Alejandro de Macedonia (356 – 323) fueron: “Muero de tanto médico que me ha atendido”…

Cuántos millonarios atiborrados de medicinas -prescritas por facultativos- han muerto relativamente jóvenes porque lo que perdieron fue la salud; pero resulta que la salud no se compra.  Steve Jobs (1955 – 2011) en su carta póstuma lo dijo muy claro…

Cabe citar, que entre los animales superiores no existen los médicos ni las medicinas.  Son tan inteligentes que se curan ellos solos.  Y no necesitan hacerse análisis cada seis meses o cada año para saber su estado de salud y prevenir alguna enfermedad…

¡Ah! pero esos son instintos, no inteligencia; diría algún avispado científico, de esos que pululan por el mundo inventando cosas y almacenando datos y teorías como si fuera la mera verdad…

Y todo para que los mundanos sepamos, aunque de nada nos sirva, que descubrieron un Planeta a no sé cuantos millones de años luz…

Tal vez el señor Presidente López Obrador tiene otros datos; seguro que sí.  Pero la salud, me permito informarle, que poco tiene que ver con las medicinas y las enfermedades…

La atención médica llega cuando la salud se ha ido, y viceversa, cuando la salud llega, los médicos y sus medicinas se van…

La salud -aporte buena onda para su futura Universidad de la Salud- depende de lo que hemos comido; nada más.  Y baste echar un vistazo a los diabéticos para entender la realidad de esa sentencia.  Están enfermos por lo que han comido…

La Universidad de la Salud deberá de enseñar cómo es que los animales se curan ellos mismos; e imitarlos en lo que hacen para facilitarle a su organismo el proceso de sanación.  Como antes se hacía, cuando no había tantos aparatos y tantas medicinas y especialidades…

Porque han de saber Ustedes, amables lectores, que no son las medicinas las que curan, sino la propia Naturaleza a través de su fuente de la vida: el AGUA…

Todos los animales, cuando están enfermos o heridos, dejan de comer, solo toman AGUA y se purgan para eliminar los deshechos, las toxinas, y de esa manera acelerar la curación…

Pero los médicos modernos dicen todo lo contrario; que hay que comer más.  Hay que estar fuerte  para “resistir” a la enfermedad.  Cuando  “Alimentar a un enfermo, es alimentar a enfermedad”.  Hipócrates (460 – 370) llamado El Padre de la Medicina…

Pero quién sabe qué es lo que van a enseñar en esa Universidad de la Salud; y quienes van a ser los honorables maestros.  Los mal pensados que nunca faltan, siguiendo la tónica de la T de 4ª,  dicen que  deberán de ser empresarios de laboratorios y sus gerentes de ventas.

Y nos vemos mañana, si el Sol me presta vida.

No sin antes recordarles que Air Bit Club es un fraude.  Que no se dejen engañar por el tal Mauricio Larios y sus cómplices.  Ya les avisaré cuando se presente la demanda contra estos vividores, para que se sumen a ella.  Ya son muchísimos los que han sido defraudados.   

Botón volver arriba
Shares
Cerrar
Cerrar