Como el burro que tocó la flauta,…

Opiniones y Comentarios

Julio Ricardo Blanchet Cruz

diariolibertad@gmail.com

Si bien es cierto que México es un país de enfermos, como el día de ayer en este mismo espacio se afirmó -un hecho que nadie puede negar- y que consecuentemente los enfermos piensan y actúan como enfermos -lo que tampoco nadie puede negar- pues el atraso social que en todos los aspectos tenemos, es prueba fehaciente de lo que se asevera…

Sin duda que el señor Presidente López Obradorno se equivoca al responsabilizar al neoliberalismo de ello -un pueblo enfermo no progresa- pero lo dijo como el burro que tocó la flauta y solo para exculparse.  Pero sin tener los elementos para argumentar su dicho…

Que además son muy claros.  Pues el cambio de alimentación a base de comida chatarra que entró a raíz del TLC, es lo que nos convirtió en una sociedad enferma, indolente y apática, esperanzada en que su idolatría nos sacará del problema…

Pero los feminicidios, que ciertamente son parte de la brutal descomposición social, tienen como origen la misoginia, el machismo engendrado por las religiones -¿y dónde está Dios que esto permite?- porque son las supuestamente encargadas de la moral del pueblo…

En nuestro caso, especialmente la católica, que tanto daño le ha hecho al considerar a las mujeres, por lo menos, como seres inferiores.  ¡Brujas!; ¡Hombres mutilados! Etc.  Y la Historia lo patentiza…

“Durante mil setecientos años, la secta cristiana no ha hecho más que daño”.  Francois-Marie Arouet (1694 – 1778) más conocido como el muy ilustre Voltaire…

Si el caso de Ingrid fue ya verdaderamente alarmante y colmó el vaso; el caso de la pequeña de siete años, Fátima, secuestrada, violada y asesinada -que lamentablemente no ha sido la única- ha rebasado todos los límites de la degradación y la perversión social.  Al grado de no poder calificar el hecho; pues ni las bestias son capaces de semejante desenfreno…

Todo México está indignado.  Y aunque es verdad que el Presidente no es el responsable, salir con un “No soy monedita de oro”.  Y pedirles a las feministas “que no pinten paredes y puertas cuando protestan por los feminicidios”.  Demuestra el grado de insensibilidad que tiene…

En su defensa se puede argumentar que el pobre está enfermo; y sería correcto.  Pero no lo es el que los ciudadanos tengamos que pagar sus “ocurrencias”, que tienen al País de cabeza; literalmente de cabeza…

Y  a todo esto, lo único que se le ocurre a la enferma sociedad -ya harta, como quedó demostrado en Guanajuato -donde rodeado de guardaespaldas al Presidente le dijeron de todo- es convocar a una marcha -¡otra más!-…

Para no sé qué día; portando un listón negro hasta no sé qué otro día.  Y no comprar nada que tenga que facturarse durante todo ese tiempo, para presionar económicamente al Gobierno…

Les auguro un rotundo fracaso.  Lo único que si acaso van a lograr, es que quien fabrique listones negros haga su agosto.  Pues aunque todo México secundara su propuesta, nada va a cambiar…

Y se dice que nada va a cambiar, porque el Gobierno y específicamente el Presidente, no puede hacer nada.  Está en manos de los poderosos barones del dinero, a los que la sociedad habría de presionar para obtener resultados…

Su propuesta marcha, como tantas más -somos buenos para el desorden y la pachanga- solo sirven para que algunos vivales atraigan los reflectores y vivan de ello; y otros tantos que se dicen “anarquistas” salgan como vándalos a destruir lo que encuentran.  Y todo mientras los policías los ven.  Ya que solo pueden actuar en legítima defensa; según instrucciones del patéticamente enfermo Inquisidor Mañanero…

¿Por qué no mejor promueven el no tomar Coca-Cola? lo que no solo redundaría en beneficios para su salud y sus bolsillos; sino que le harían un boquete tan grande a la Empresa, que los dueños se verían obligados a ordenarle al Presidente que hiciera algo, porque estarían perdiendo millonadas diariamente…

¿Por qué no dejar de dar limosnas a las igle$ias? lo que redundaría en su salud mental.  “Si quieres respirar aire puro no vayas a la iglesia”.  Friedrich Nietzsche (1844 – 1900) hasta que los que a sí mismos se dicen “representantes de dios” fijen su posición con respecto a las mujeres y los feminicidios…

Y además reconozcan públicamente su histórica responsabilidad.  Pues curiosamente no han dicho una sola palabra al respecto; excepto ¡claro! responsabilizar al gobierno de lo que sucede…

Lo triste del caso es que nadie puede, ni podrá hacer nada para enmendar la actitud social y su descompuesto entramado.  Vamos en caída libre y nadie quiere dar el primer paso.  Anteponen el dinero a la salud…

Pero hay más.  E todos sentidos vivimos la aberración completa.  Muere más gente por combatir a las drogas, que los que fallecen por consumirlas; lo que es absolutamente in entendible… 

Y si encima de eso; el hecho que el Gobernador de Veracruz, Cuitlhuac García  haya pactado con el CJNG seguro que con la anuencia de ya saben quién- y después haya roto el acuerdo, es tanto como desatar la violencia, de por si imparable no solo en la Entidad, sino en casi todo México.  Y eso es solo un ejemplo del desastre que se vive y una simple ojeada a lo que nos espera.

Y nos vemos mañana, si el Sol me presta vida.

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar