De la poco oportuna Ana “M”…

Opiniones y Comentarios

Julio Ricardo Blanchet Cruz

diariolibertad@gmail.com

A solo unos días de que nuestro México presencie la mayor movilización de que se vaya a tener memoria.  Y más, en medio de los dimes y diretes sobre el tema de que nadie se mueva el día nueve… 

Cuando, para variar, unas están a favor de salir a las calles a mostrar su solidaridad; y otras no lo están.  Lo mejor del caso es que ambos bandos tienen razón.  Unas exigen seguridad y respeto…

Pues el que metan al bote o multen a quien les chifle en la calle o les lance un piropo, no ha sido suficiente para controlar a esta bola de salvajes sexopatas que no se detienen ante nada…

Bebés, niñas, niños, jovencitas, mujeres adultas; capaces de copular hasta con animales con tal de satisfacer sus enfermos instintos.  Para finalmente asesinarlas de la manera más terrible y cruel que se pueda imaginar.  Hace que les exijan a las Autoridades que intervengan; que hagan algo…

Del otro lado, es decir, haciendo recordar el axioma que reza: “el peor enemigo de la mujer, es la mujer”, están las féminas que no están a favor de la marcha; pero si están a favor de lo mismo, de que haya seguridad y respeto hacia el gremio…

Cabe mencionar, que si en lugar de entrarle a las vencidas a ver quien gana, los dos bandos se unieran; entonces sí que podrían hacer lo que quisieran.  Afortunadamente están divididas, comentó un filósofo de barrio de esos a los que nadie les hace caso…

Pero las que son contrarias al feminismo de las segundas, lacónicamente espetan, que si no quieren que los violadores, los secuestradores, los ladrones, los asesinos y los pederastas  anden en las calles; pues que críen y eduquen a sus hijos de otra manera…

Hay una minoría, que son quienes sabiamente no han querido meterse en el asunto, porque intuyen que de alguna manera saldrían raspados.  Esos opinan que las mujeres tienen derecho a hacer lo que quieran; y que cual sea su decisión, las apoyarán completamente…

Pues en medio de toda esa turbulencia pre marcha, inoportunamente apareció Ana “M”; solo que a esta angelical criatura la detuvieron los policías en la Gustavo A. Madero y la presentaron ante la FGR toda vez que tenía en posesión…

11 rifles, 40 armas cortas y 10 largas todas de diferentes calibres; más tres ametralladoras antiaéreas, 4,200 cajas de diferentes cartuchos, aparte 3,700 sueltos, 10 granadas de fragmentación, mil cargadores para diferentes armas y 10 kilos con 15 gramos y 8 miligramos de cocaína…

Por lo que difícilmente el juez la dejará libre bajo fianza; aunque pueda  llegar a declarar que las armas las tenía para defenderse de las agresiones de los misóginos, los secuestradores y los violadores…

Además, argumentando que ella es de las integrantes que el día 9 van a marchar en defensa de sus derechos y de su seguridad.  Pero los que saben de Leyes dicen que nada de eso le valdrá, porque en el gobierno de la T de 4ª ya no hay corrupción y lo más seguro es que le abran una carpeta y le inicien un proceso.

Para terminar…

Puedo decirles a mis amables lectores, que ya pueden dormir tranquilos; pues aunque la OMS ha declarado que ninguna nación se salvará de ser golpeada por el coronavirus y que hay que estar preparados para ello…

En México, el Presidente y cuando menos el Gobernador de Veracruz, han declarado que están preparados para la llegada del terrible virus; y para eso han invitado a médicos cubanos que vengan y los asesoren…

Cuando debían de invitar a los chinos para que se aventaran unos cuantos hospitales de esos que ponen a funcionar en 10 días; porque de llegar la Pandemia, el asunto se va a poner muy grave; pues como bien se sabe, el sistema de salud está colapsado…

Pero por lo visto y escuchado en sus declaraciones, a las autoridades sanitarias no les preocupa en lo más mínimo el que estén sobrepasados…

Sin embargo, las que si han de estar bien preocupadas han de ser las autoridades financieras, pues todavía no llega el contagioso bicho y la BMV sigue en caída. Y no se diga el Dow Jones…

Lo peor es que no hay ni vacunas ni tratamientos para combatir lo que parece ser un desplome económico de esos que ya conocemos muy bien los mexicanos. 

Y nos vemos mañana, si el Sol me presta vida.

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar