El problema de México…

Opiniones y Comentarios

Julio Ricardo Blanchet Cruz

diariolibertad@gmail.com

Partiendo de la base de que una cosa es saber; y otra muy distinta es estar consciente de lo que se sabe.  El problema de México no es que las Autoridades no afronten su responsabilidad -que ciertamente no lo hacen- en el problema somos copartícipes los ciudadanos…

Las cajetillas de cigarros dicen claramente que el fumar produce cáncer; y no hace falta mucha inteligencia para saber que la comida chatarra conlleva a numerosas enfermedades que comienzan con la obesidad…

Y si bien las Autoridades son responsables por permitir, no la venta, sino la publicidad de esos dañinos productos -sobre todo si esta es engañosa- pues finalmente cada cual tiene derecho a hacer con su cuerpo y con su salud lo que le venga en gana…

El problema de fondo radica en que quienes se enferman por consumir lo que no deben, quieren que el Gobierno les solucione la traba en que se metieron por no estar conscientes del peligro que afrontan…

Y finalmente somos los ciudadanos los que a través de los impuestos acabamos pagando sus tratamientos; en caso de que se les puedan proporcionar…

Que 16,000 menores de edad mueran cada año principalmente por cánceres de diferentes tipos; y lo peor es que ni siquiera se les pueda aliviar de los dolores que sufren en su etapa terminal, es terrible…

Y no solo para los infantes, sino también para los padres de los menores; y no se diga del cuerpo médico que se ve imposibilitado para evitarles el sufrimiento cuando llegan a esa situación…

Que se podría evitar si las madres durante su gestación se alimentaran sanamente; y lo mismo hicieran con sus hijos.  Pero sucede todo lo contrario y por eso el número de enfermos que fallecen es alarmante: 400 cada 24 hrs. según los datos oficiales…

Es in entendible que los padres les den dinero a sus hijos para que compren porquerías en las escuelas; y es in aceptable que las Autoridades no impidan que esos productos se expendan, no solo afuera, sino dentro de los planteles educativos…

El colmo es lo mismo que sucede en los hospitales y clínicas donde los pacientes son atendidos; lo que es verdaderamente inaudito, es kafkiano, es aberrante…

Y no es que los enfermos no quieran librarse de sus padecimientos.  Lo que sucede es que ciertamente todos quieren que los curen; pero no quieren curarse ellos mismos.  Toda vez que la misma enfermedad los lleva a continuar comiendo lo que no deben…

El ejemplo más claro son los diabéticos, que no quieren cambiar su alimentación; y en esas circunstancias es imposible la remisión de su padecimiento…

Al caso es pertinente recordar las palabras que a sus seguidores legó el insigne Maestro Hipócrates (460 – 370) llamado el Padre de la Medicina, a quien los médicos modernos ya ha olvidado y consecuentemente nadie le hace caso:

Lo primero que hay que preguntarle a un paciente, es si quiere curarse; porque si no quiere curarse, nada podrás hacer para librarlo de su mal”…

Cabe señalar que el cáncer, al igual que la diabetes y los problemas circulatorios, que son las principales causas de muerte en México, ni se conocen en el mundo budista, donde no se come carne de ninguna especie y la comida chatarra no se consume…

Y tampoco son frecuentes en Cuba, donde los menores reciben su desayuno en las escuelas; y aunque aparentemente puede ser muy magro, ciertamente que es muy sano.  Y las estadísticas lo demuestran…

El problema de México, como arriba se cita, somos los mexicanos que, enfermos -somos una sociedad enferma, los hechos lo prueban- pensamos como enfermos y actuamos en consecuencia.  No solo en el aspecto salud, sino en todos los rubros de la vida; y la política es uno de ellos…

Llevamos decenas de años gobernados por auténticos delincuentes y somos incapaces de protestar en serio; no saliendo a las calles a hacer desmanes, que para eso nos pintamos solos…

Sino ejerciendo entre todos una presión al Gobierno y hacia los oligarcas que los manejan a su antojo -el outsourcing es prueba de ello- dejando de comprar lo que nos hace daño…

Pero la misma enfermedad nos impide tomar las riendas y llevar a cabo un boicot.  Y por eso cada vez estamos peor y no crecemos como nación.  Hace solo 60 años estábamos en mejores condiciones que muchas otras naciones, como China, que hoy nos superan en todos aspectos…

Aunque, como el resto de casi todo el mundo, también han caído en la creencia que el progreso se debe a la industrialización, pasando por encima de la salud, que es sin duda alguna la mayor y más grande de las riquezas…

Pero eso solo lo entienden quienes se enfrentan a crueles padecimientos que, por costosos, ni ellos ni los gobiernos pueden costear. Medicamentos los hay, lo que no hay es dinero para adquirirlos…

La solución para evitar las enfermedades, es comer sanamente.  Y para aliviarse de ellas, el ayuno.  Terapéutica que, observando a los animales, ya comienza a utilizarse en algunas partes…

Pues como bien dijo Anaxágoras (500 – 428) “A lo más que puede aspirar el hombre, es a conocer las Leyes de La Naturaleza y someterse a ellas”.  Y resulta que todos los animales -a los que el vulgo considera inferiores- cuando están enfermos dejan de comer, se purgan y solo toman agua hasta que se alivian…

Pues en su infinita “ignorancia” saben y están conscientes de que el agua es la vida.  Algo que nosotros sabemos perfectamente bien; solo que no estamos conscientes de ello.

Para terminar…

Me permito informarles que el pillo de Mauricio Larios, quien por medio de Air Bit Club ha robado a tantísima gente, al parecer ya huyó del País.  Pero aún así, la demanda se presentará para que esté donde esté, pague junto con sus socios por los fraudes que cometieron.

Y nos vemos mañana, si el Sol me presta vida.

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar