En Veracruz, desaparecieron el feminicidio por arte de magia

En Veracruz los feminicidios desaparecieron, por arte de magia, por obra y gracia de querer ocultar la realidad.

No importa si al hacerlo se violan convenios internacionales suscritos por México.

Así, para la encargada de la Fiscalía de Veracruz, Verónica Hernández Giadáns, durante enero de éste 2020 sólo hubo 3 feminicidios.

La forma en que resolvió la ola de asesinatos contra mujeres fue muy sencilla para ella: El delito de feminicidio se determinará hasta que concluyan las investigaciones ministeriales.

Esa fue la postura que hizo pública en febrero 19 del 202, pero que ya tenía en práctica desde el año pasado, desde los datos de feminicidios entregados al Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública.

¿Y si las investigaciones nunca concluyen, como ocurre con la mayoría de los delitos que se cometen en Veracruz?.

Según cálculos hechos por diversas instancias, la impunidad en Veracruz llega hasta el 98 por ciento de los delitos que se cometen en el estado.

El estudio Hallazgos 2018, realizado por México Evalúa, mostraba que la efectividad de la procuración de justicia en Veracruz, era menor al 1%.

Es decir que la impunidad es casi total. Menos de un culpable de delito alguno es castigado en Veracruz.

99 casos de cada 100 quedan impunes.

Y no hay indicios de que esto haya mejorado.

Entonces, así se desaparecen los feminicidios, simplemente no se clasifican como tales, y nunca se les dará eta categoría, porque nunca serán resueltos.

A partir de que Verónica Hernández Giadáns tomó la Fiscalía, los números de feminicidios son menores, pero no porque el delito haya disminuido, si no porque ahora lo ocultan con más tesón.

Según la encargada de la Fiscalía, en octubre hubo 7 feminicidios, en noviembre 5 y en diciembre también .

Así llega a la mágica cifra de sólo 3 feminicidios.

Pero son números irreales.

La tendencia es la misma que se marcó ya desde la federación, para intentar desaparecer el delito de feminicidio y dejar los asesinatos de mujeres en sólo homicidios.

El 22 de febrero activistas feministas mencionaron que el Observatorio Universitario de Violencias contra las Mujeres (OUVCM) llevaba anotados ya 15 casos de feminicidio.

Alma Celia San Martín, del Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio (OCNF) refirió que durante enero se localizaron 13 casos de asesinatos de mujeres y hasta el 19 de febrero, se llevaban otros 14 más.

Las cifras de ambas organizaciones rebasan por mucho los números oficiales de la Fiscalía de Veracruz y evidencian la intención abierta de ocultar el delito, para que no lastime la sensibilidad de los gobernantes.

Verónica Hernández confirma su papel de empleada y subordinada del gobierno del estado, lejos, muy lejos, de lo que debe ser un actuar autónomo como encargada de la Fiscalía.

La OCNF en octubre de 2019 anotó, tan sólo por los casos conocidos en prensa, 16 muertes violentas de mujeres en Veracruz, en contraste con los 7 feminicidios que reportó la Fiscalía.

En noviembre, la Fiscalía puso 5, la OCNF localizó 7.

En diciembre, la OCNF documentó 12, la Fiscalía sólo se dignó a reconocer 5.

Otra muestra del fuerte subregistro es el contraste de los datos de la Fiscalía con los OUVCM.

En el primer semestre de 2019 el OUVCM recogió 81 casos, con datos de prensa, mientras que la FGEV reconoció 98.

Para el segundo semestre, el OUVCM contabilizó otra vez 81 homicidios de mujeres, mientras que la Fiscalía, ya con la práctica de no clasificar las muertes violentas de mujeres como feminicidio, bajó los números a 59.

Así el Observatorio anotó 162 casos en 2019, mientras que la Fiscalía contuvo sus datos a 157.

De haberse mantenido los registros como debían ser, la incidencia hubiera sido mayor, mucho más grande.

LA FISCAL VIOLA CONVENIOS INTERNACIONALES AL DESESTIMAR LOS HOMICIDIOS DE MUJERES

A la Fiscal no le importa hacer de lado convenios internacionales, con tal de adecuar las cifras al gusto y antojo del gobierno del estado.

¿Cuáles convenios?

México, como miembro de la ONU aceptó el “Modelo de protocolo latinoamericano de investigación de las muertes de mujeres por razones de género”.

En este Modelo se “recomienda que todas las muertes violentas de mujeres que en principio parecerían haber sido causadas por motivos criminales, suicidio y accidentes, deben analizarse con perspectiva de género, para poder determinar si hubo o no razones de género en la causa de la muerte y para poder confirmar o descartar el motivo de ésta”.

Esto es, de entrada toda muerte violenta se investiga como feminicidio.

Pero por las instrucciones que tiene Verónica Hernández, ella lo hace exactamente al revés.

No le importa que incluso éste criterio lo reconozca como valido y hasta lo recomiende la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia Contra las Mujeres (Conavim) la cual lo tiene en su página, junto con la nota de la sentencia de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) relacionada con el caso de Mariana Lima Buendía, en la cual se establecen criterios para los casos de muertes de mujeres.

Pero a Verónica Hernández Giadáns esto le afecta menos, porque ella sigue el criterio marcado por el gobernador Cuitláhuac García Jiménez, quien no quiere que se diga que Veracruz es el estado con más feminicidios.

El 22 de octubre Cuitláhuac García emitió una de sus declaraciones desafortunadas, al decir a los reporteros, sobre los feminicidios que “no exageren”.

Por eso es que quieren desvanecer las muertes de mujeres ocurridas de forma violenta en Veracruz.

Como si cambiar la clasificación las desapareciera.

Por cierto, para que no diga que no está enterada, aquí la dirección de la página del Conavim donde están los criterios de la ONU y de la SCJN https://www.gob.mx/conavim/articulos/que-es-el-feminicidio-y-como-identificarlo?idiom=es

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar