La mano que mece la cuna del Carnaval de Xalapa

Por: Luis Ramírez Baqueiro

“La mentira nunca vive hasta llegar a vieja.” – Sócrates.

Una vez más, la intensión de desarrollar un Carnaval en Xalapa vuelve al escenario mediático, el responsable de dicha iniciativa resulta ser el mismo de siempre, Teódulo Guzmán Crespo.

Guzmán Crespo acumula un largo historial como activista, político y promotor de esta fiesta, que en la capital dejó hace muchos años de ser un atractivo o detonante de la economía de la ciudad, muy por el contrario, se convirtió en un riesgo inminente para la seguridad ciudadana.

Solo basta recordar los enfrentamientos entre bandas de jóvenes que alcoholizados y bajo el influjo de sustancias toxicas convirtieron a la festividad en una verdadera batalla campal, dejando lesionados e inclusive muertos.

Notas periodísticas dan cuenta de ello, el 7 de marzo de 2005, bajo el título “Heridos a navajazos, pedradas y botellazos en el carnaval de Xalapa” firmada por el reportero Hugo Cruz Ojeda se da cuenta de una de las tantas batallas que fueron provocadas por la ominosa complicidad de la autoridad y organizadores para hacer solo del evento una mega cantina gigante https://www.alcalorpolitico.com/informacion/heridos-a-navajazos-pedradas-y-botellazos-en-el-carnaval-de-xalapa-11325.html#.Xlakt85KiUk

De igual modo, la reconocida periodista Claudia Guerrero Martínez en su columna “Entre lo Utópico y lo Verdadero” del 16 de marzo de 2009, señalaba el rotundo fracaso que habría resultado la última edición de tan innecesario festival, mismo que fue cancelado por el entonces alcalde David Velasco Chedraui al registrarse saldos rojos consecuencia de los muertos generados en dichas bacanales etílicas.

En poder de este reportero se tiene copia del documento DG/056 remitido por el Director de Gobernación del Ayuntamiento de Xalapa, Juan Vergel Pacheco en el que se le notifica al mismo Guzmán Crespo de la negativa autorizar cualquier tipo de evento en la vía pública, considerando para ello inclusive “todos los espacios públicos, banquetas y vialidades” para su desarrollo, al “comprometer la movilidad de la ciudad generando molestias en la población, además del traslados de servicios básicos y de urgencias”.

Ahora bien, si el mismo alcalde de Xalapa, Hipólito Rodríguez Herrero ha referido que no habrá de dar aval para el mismo como lo declaro el pasado 20 de febrero https://www.alcalorpolitico.com/informacion/no-habra-carnaval-en-la-capital-ayuntamiento-no-lo-autorizo-310078.html#.Xlakm85KiUk ¿quién es el que está tan interesado en promocionar el asunto e impulsarlo?

Todo parece indicar que los juegos y negocios perversos que desarrolla la secretaria de Turismo y Cultura, Xochitl Arbesú Lago, serían los responsables de dicha intentona.

Arbesú Lago, la misma que le puso playas a Poza Rica, y que invitó a conocer las playas de Papantla, esa que no promueve el Carnaval de Veracruz, pero si pretende endilgarse un negocito con el Carnaval de Xalapa.

Y ¿para qué? Sería la pregunta.

Pues simplemente por llevarle la contraria a las autoridades municipales, con quien se sabe ha tenido ya sus roces ante la nula promoción y gestión de recursos, que ella a impulsado para no mejorar la imagen de la capital.

Hasta sus propias declaraciones resultan contradictorias, pues ella afirma que el Ayuntamiento estaba promoviendo la festividad, cuando jamás y nunca ha sido así.

Se ve que la proclividad de la titular de Sectur es mentir sin importar que exista evidencia en contrario de sus dichos, o será acaso que la dama padezca de algún síndrome de bipolaridad.

Por lo pronto la funcionaria que, si demuestra padecer un síndrome de la “Chimoltrufia” porque un día dice una cosa, y otro hace otra, necesita mejorar su función al frente de la dependencia a su cargo, misma que no acumula por ningún lado logros sustanciales para Veracruz.

¿A ver hasta cuando señor gobernador se deshace de tan mal elemento? Que más que ayudar le empantana la actividad turística a la entidad.

Al tiempo.

astrolabiopoliticomx@gmail.com

Twitter: @LuisBaqueiro_mx

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar