Ni derechas, ni izquierdas, solo mujeres

“La derecha está metida en el movimiento de mujeres”, señaló el presidente López Obrador quizás para desvirtuar la enorme ola en que se ha convertido la convocatoria a celebrar un paro nacional de mujeres el próximo 9 de marzo. La invocación presidencial tuvo efectos contraproducentes porque avivó la movilización feminista, que a estas alturas parece simplemente imparable. El presidente y su gobierno perdieron una gran oportunidad para adherirse a ese movimiento, o de perdida mostrar simpatías para su realización, y no intentar politizarlo aduciendo que detrás están sus adversarios del conservadurismo. Está visto que en el arranque de su segundo año de gobierno el presidente no la está pasando bien, y no es para menos, porque orbitan sobre la conciencia del mexicano la inseguridad, la carencia de medicinas en hospitales públicos, el estancamiento económico y la polarización política.

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar