No hagan olas

“Se quedarán esperando quienes piensen que Cuitláhuac se va” es más o menos la expresión utilizada por Eric Cisneros para espantar los rumores acerca de la salida del gobierno estatal de su titular Cuitláhuac García. Ese es un rumor infundado, por supuesto, sin embargo, si desde el interior del gobierno se le atiende provoca el efecto de echarle gasolina al fuego. Lo mejor es ponerse a trabajar en serio, con eficiencia y eficacia, mostrando resultados en la solución de los múltiples problemas que nos aquejan ya sean los heredados de administraciones pasadas o propios del devenir sociopolítico de la entidad. En ese escenario, por las dimensiones adquiridas en el trajín político, el senador Ricardo Ahued, ex alcalde, ex diputado local y federal, se ve involucrado en las calenturas especulativas de quienes por razones personales o de grupo desean un cambio en el gobierno estatal y lo mencionan como “sucesor”. Pero ni Ricardo Ahued zopilotea, ni son los tiempos para el tema, sino los de la inseguridad pública, los de salud y el crecimiento económico.

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar