Revisarán productos elaborados con sábila

Hace muy bien la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) en vigilar y confirmar si los productos ofrecidos al consumidor son lo que la propaganda dice y no uno más de los ya conocidos fraudes de vender gato por liebre. Durante muchos años la Profeco ha sido omisa en este rubro, permitiendo la venta de productos cuyo contenido no se corresponde con la etiqueta que lo identifica: sardinas con poca sardina, pescado pintado como el salmón sin serlo, atún con harina et. Ahora, la Profeco anuncia pasar por sus laboratorios los productos anunciados en base a sábila para comprobar si lo anunciado en sus etiquetas está avalado por el líquido, crema o jabón que se compra. La medida es bien recibida porque en el mundo globalizado de la actualidad los fraudes se multiplican al por mayor, como vender productos del mar en forma fraudulenta: caviar que no lo es, aletas de tiburón como bacalao, pescado pintado como el salmón sin serlo. Bien por la Profeco, porque no hacer las revisiones con seriedad implicaría la simulación y el fraude de antaño.

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar