Son de Oaxaca los malosos

Según el gobernador Cuitláhuac García delincuentes de Oaxaca vienen a Veracruz a cobrar derecho de piso, y a ellos les atribuye los incendios en restaurantes de Cosamaloapan y Tres Valles. Proceden de Tuxtepec, dice el gobernador, pues ahora tiene oportunidad para hacerles sentir a los malhechores que Veracruz no es tierra de bandoleros, que aquí el que la hace la paga, que su gobierno está presto para demostrar que esta tierra, como dijo el presidente de España en el caso de Lozoya, no es refugio de delincuentes. Pero, ¡oh realidad! Solo son palabras, porque en Veracruz como en Oaxaca la delincuencia ha sobrepasado a las fuerzas policiales estatales, y nada se resolverá si los políticos solo simulan en vano intento de encubrir deficiencias, como la síndica de Tres Valles, que pretendiendo encubrir los acontecimientos asegura que el incendio en el restaurante de ese lugar se debió a un corto circuito, porque “Tres Valles “es un municipio de paz, tranquilidad y amor”. Lo peor es que lo dicen sin rubor alguno, y, como dicen en el llano, lo más “pior”, piensan que engañan al pueblo “bueno y sabio”.

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar