¡Autonomías al carajo!

De razones y pasiones
Rafael Pérez Cárdenas


Ningún gobernador, en la plenitud del pinche de poder o en su obsesiva venganza política, hizo con los organismos autónomos lo que el actual gobierno de Morena. Acusada de débil e inexperta, luego del fracaso inicial de destituir al Fiscal del Estado, la actual administración ha iniciado el atraco de todos estos organismos, mandando su autonomía al carajo.

Los nombramientos ayer de Humberto Oliverio Hernández Reducindo como consejero de la Judicatura del Poder Judicial del Estado y de Naldy Patricia Rodríguez Lagunes como nueva Comisionada del Instituto Veracruzano de Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (IVAI) no son más que el último capítulo del desmantelamiento de los contrapesos que significaban estos organismos. 

Y no ha sido el Gobernador, sino un Secretario de Gobierno plenipotenciario, quien sin el menor pudor ha puesto en manos de sus más cercanos colaboradores las dependencias más importantes del Estado. Así, Cuitláhuac –sin un equipo político propio- intenta llevar las riendas de su administración, mientras quien gobierna en realidad es el poderoso Eric Cisneros.

Los constantes rumores sobre su remoción no han sido más que ocurrentes anécdotas que el funcionario responde con verdaderos actos de poder, muy por encima de cualquier otro secretario de despacho.

A diferencia del mandatario estatal, su Secretario de Gobierno ejerce un control absoluto sobre los tres poderes del estado y desde ayer, sobre todos los organismos autónomos. Desde su oficina han salido los nombramientos del Presidente del Congreso, de la Presidente del Tribunal Superior de Justicia y ahora el Consejo de la Judicatura, la Fiscal General del Estado y el Fiscal Anticorrupción, así como la titular del Orfis y en breve la Presidencia del IVAI. 

Acaso los últimos reductos son la Comisión Estatal de Derechos Humanos y el Instituto Electoral Veracruzano, cuyos titulares han logrado mantenerse en el cargo a partir del alineamiento total a la Secretaría de Gobierno. El Instituto Veracruzano de la Mujer (IVM) y la Comisión Especial de Atención y Protección de Periodistas han sido nulificados; el IVM está acéfalo desde casi un año y la CEAPP sobrevive con migajas.

Durante la sesión de ayer en el Congreso del Estado, un desmemoriado Grupo Parlamentario del PAN aseguró que el Gobierno se está apropiando de instituciones imponiendo “recomendados” en diferentes cargos, quienes generalmente salen de la Secretaría de Gobierno (SEGOB). 

Su coordinador, Omar Miranda Romero, negó que critiquen los perfiles de las personas electas pero sí el hecho de que la mayoría de nuevos cargos que debe aprobar el Congreso están saliendo de la SEGOB, a cargo de Eric Patricinio Cisneros Burgos. Lo que no contaba el pastor albiazul es que hasta su propio diputado Rodrigo García Escalante avalaría estos nombramientos, luego de sostener gustoso la manta de protesta afuera del recinto.

Pero a pesar de su inocencia, no le falta razón. La encargada de la Fiscalía General del Estado fungía como su directora jurídica, mientras que el Fiscal anticorrupción y ahora el Consejero de la Judicatura han salido de la propia estructura del Congreso del Estado, que también controla a través de sus grupos políticos afines.

Su director de administración emigró hace algunas semanas al Orfis para ocupar el mismo cargo y acompañar a otra de sus posiciones estratégicas: Delia González Cobos. Hasta ayer, la nueva comisionada del IVAI Naldy Patricia Rodríguez Lagunes, era la responsable de la Unidad de Transparencia de la Secretaría de Gobierno.

En este caso, por cierto, se trató de un verdadero ejercicio de poder. En el camino de llegar al IVAI se quedó Liliana López Coronado, titular de la Unidad de Transparencia del Congreso y esposa del Secretario de Educación, Zenzayen Escobar.

A Cisneros Burgos se le atribuyen también algunas travesurillas como la filtración de las actas de nacimiento de los familiares del propio gobernador del Estado, lo que a la postre costó el cargo a la entonces Contralora del Estado. Ni siquiera Cuitláhuac García tiene de tantas posiciones en la administración estatal como su Secretario de Gobierno. Ni Yunes logró hacer eso con Chirinos.

Eric Cisneros demostró una vez más que está listo para asumir el cargo que ya ejerce de facto.

Las del estribo…

  1. Ayer fue un buen día para el Secretario de Gobierno Eric Cisneros: impuso a su Comisionada del IVAI, llevó a la cárcel a la ex comisionada Yolli García y cerró la tarde en el Consejo Estatal de Salud, donde hizo su propia difusión del evento. Si grazna como un Gobernador, camina como un Gobernador y se comporta como un Gobernador, entonces, ¡seguramente es el Gobernador!». ¡Para qué esperar a diciembre!
  2. La destitución definitiva de Jorge Winckler en realidad no cambia mucho las cosas. El Congreso podrá emitir la convocatoria para elegir un nuevo Fiscal sólo con la intención de ratificar a quien funge como encargada de despacho, quien ya se ha ganado la confianza de Alfonso Durazo. Mientras, los litigios de Winckler continuarán en tribunales federales. Naha ha cambiado.
Botón volver arriba
Shares
Cerrar
Cerrar