Con la salud no se juega

Mentes perversas pusieron en circulación un documento apócrifo donde se “informa” sobre el número de casos de personas infectadas con el Covid-19; es lamentable esa distorsión de documentos oficiales porque el asunto de que trata no debiera estar sujeto al arbitrio de pasiones malsanas, más aún cuando la sociedad mexicana transita por momentos críticos, asediada por la inseguridad, por un lado y por el temor al contagio del coronavirus, por otro. Si bien, esta absurda maniobra tiene raíces en la polarización política que priva en el país, nada justifica someter a la población al capricho malsano de eventuales animosidades. Veracruz debe estar por encima de ellas.  

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar