Falleció Reynaldo Guerrero Corona, defensor del cangrejo azul

Por Jaime Ríos Otero

Este fin de semana falleció en Xalapa el doctor Reynaldo Guerrero Corona, presidente de la asociación Profesionales por México y director médico del DIF Estatal durante la presidencia de doña Sonia Sánchez de Chirinos.

Guerrero nació el 20 de octubre de 1960 en esta capital, hijo de Herón Guerrero Villegas y de Evelia Corona Fernández.

Con su madre, Evelia Corona, en los 90.

Estudio la carrera de médico cirujano en la Universidad Veracruzana y ejerció su profesión en los sectores público y privado, e igualmente atendiendo las empresas familiares. Participó también en actividades políticas dentro del Partido Revolucionario Institucional y, más tarde, en la primera década del presente siglo, en el Partido Verde Ecologista de México.

Con el Premio Nóbel de Química, Mario Molina, y el representante de la Fundación México-Estados Unidos para la Ciencia, Juan Carlos Andrade.

Fue asesor en el Consejo Estatal de Protección al Ambiente (Coepa), creado por el gobernador Miguel Alemán Velasco y finalmente decidió fundar la sede veracruzana de la Asociación Política Nacional Profesionales por México, que dirigió hasta su muerte. En todas sus actividades siempre incluyó a su señora madre y a su hijo.

Defensores del cangrejo azul.

Fue un entusiasta defensor del cangrejo azul, mediante su participación en campañas realizadas por el Coepa, que presidía la ex diputada Guadalupe Sirgo Martínez, o con el también activista Juan Carlos Atzin Calderón, dirigente de Somos la Semilla del Cambio, así como en cruzadas por la limpieza del medio ambiente.

Siempre tuvo una relación fluida con los representantes de los medios de comunicación, en cuyas filas acabó por incorporarse como comentarista en ABC Radio y en el programa Revista Sin Recreo.

Guardia de Profesionales por México.

Reynaldo era tío de la columnista xalapeña Claudia Guerrero Martínez, de cuyo padre era hermano. Fue un veracruzano muy estimado. Su deceso se debió a complicaciones de salud.

Se le sepultó el domingo 22 de marzo en el Panteón Xalapeño, previa misa en la Iglesia de la Resurrección. Le sobreviven su madre, doña Evelia Corona y su hijo, Aldo Corona Azcoitia.

Aldo Guerrero y su padre.
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar