Más del Covid-19

Sin tacto

Por Sergio González Levet

Ustedes perdonarán que siga con el tema del coronavirus, pero en verdad que es un asunto de importancia letal, porque a cada uno nos puede ir la vida si nos descuidamos ante el peligro del contagio.

Y es indispensable difundir la información seria y científica que está en páginas certificadas, como la de la Organización Mundial de la Salud (aquí el enlace directo, en español: https://www.who.int/es/emergencies/diseases/novel-coronavirus-2019).

Como siempre sucede en Internet, hay una verdadera avalancha de informaciones sobre el Covid-19, pero la mayoría de ellas son falsas, falseadas o amplificadas al absurdo. Hay ¿seres humanos? que disfrutan metiendo miedo a la población. Es una conducta maléfica, producto de odios malsanos, que no tiene ningún fin ni beneficio.

Un ejemplo de eso es quienes inventaron que en unos días cerrarán todos los supermercados y tiendas de abarrotes, y con ello tratan de meter a la gente en una espiral de compras de pánico que a nadie sirve, porque solamente se logra que haya una escasez artificial de productos.

Y junto a esas noticias falsas, hay que estar pendientes de ciertos artículos disfrazados de información científica que pueden resultar mortales si les creemos a pie juntillas.

Y así, no es cierto que el virus se muere en las zonas cálidas y húmedas. Su capacidad de supervivencia y de contagio es mucho mayor de lo que podemos pensar, y aunque haya temperaturas extremas no debemos bajar la guardia. Insistir en lavarnos las manos frecuentemente, no saludar con cualquier contacto físico, usar gel con alcohol al 65%, y aislarnos en casa es la mejor receta para prevenir la enfermedad.

Y en el contrario, el frío tampoco mata al virus.

Tampoco es cierto que un baño con agua muy caliente puede prevenir la infección.

El ajo, con ser un alimento sumamente benéfico, no ataca al coronavirus.

Los mosquitos no trasmiten el coronavirus, porque es un bicho respiratorio que se propaga a través de la saliva que expelemos de la boca a través de gotas diminutas cuando tosemos o estornudamos

Los secadores de manos no matan el virus; tampoco es conveniente el uso de lámparas ultravioletas para desinfectar la piel, lo que solamente provocará quemaduras en la epidermis. Otra cosa que no sirve es rociar el cuerpo con alcohol o cloro.

Siga estas medidas rigurosamente:

– Lávese las manos frecuentemente

– Adopte medidas de higiene respiratoria

– Mantenga el distanciamiento social

– Evite tocarse los ojos, la nariz y la boca

Les deseo la mejor de las suertes en la prevención del contagio y en la preservación de la vida.

sglevet@gmail.com

Botón volver arriba
Shares
Cerrar
Cerrar