Riña inútil en medio de la crisis

Un gramo de sensatez debiera exigírsele a quienes desempeñan cargos públicos y en vez de dedicarse en tiempo completo a dirigir la estrategia contra las graves crisis sanitaria y económica se ocupan de ventilar diferencias políticas. Aunque no es muy ortodoxa su manera de convocar a la concordia, es conveniente atender el llamado presidencial; no está México para actuar con desplantes ni el desconcierto entre quienes cargan con la responsabilidad de conducirnos a buen puerto ante los peligros que se avecinan.

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar