Se agrieta la relación gobierno-empresarios

Ya pocos recuerdan los severos desencuentros entre el presidente Echeverría (1970-1976) y la clase empresarial, sin embargo, acaso podrían presenciar una más entre ambos sectores, ahora en escenario complicado por la pandemia del Coiv-19, los bajos precios del petróleo, economía nacional estancada y un Sector Salud más disminuido que nunca. Aún humea el incendio provocado por la cancelación de los permisos de agua a la planta cervecera de Constellation Brands, en construcción en Mexicali, y ahora, el dicho del presidente sobre que no habrá más permisos para el Parque eólico en La Rumorosa, altera nuevamente al empresariado. De inmediato la Concamín y la Coparmex se dirigen al presidente para expresarle que “… estamos para apoyarle, para hacer las inversiones que generen el empleo que esperan y necesitan los mexicanos”, en señal de la mesura que debe imperar y no la pasión política, porque este horno ya no está para bollos.

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar