Y ese es el riesgo…

Opiniones y Comentarios

Julio Ricardo Blanchet Cruz

[email protected]

Después de esta salvajada de poner al mundo en cuarentena, o mejor dicho, de paralizarlo; con consecuencias imprevisibles hasta para los que diabólicamente prendieron la mecha…

No es de dudarse que el precio que habrá que pagar por lo que ya se vive y lo que falta, sea altísimo.  Tanto, como nunca antes se había siquiera imaginado.  Y lo será en todos sentidos, tanto en vidas, como en economía.  Ciencia en la que evidentemente están todos reprobados, contribuirá grandemente al número muertes…

Morirán más por las consecuencias de la pandemia, que por el propio bicho.  Pero extrañamente parece que así actúan las autoridades.  Muere más gente por combatir a las drogas, que por consumirlas.  Pero regresemos…

Sí según los cuentos judíos Josué detuvo al Sol y a La Luna ¡con un dedo! para poder continuar la matanza que estaba organizando -aunque esto último no tiene nada que ver con el asunto de fondo, solo como valor comparativo-…

Pues China ha parado al mundo con un coronavirus.  En casi todas las cadenas de producción están sus manufacturas.  Los productos chinos tienen presencia hasta en China, por decirlo eufemísticamente…

La Industria Automotriz, no solo de EE.UU. sino de medio mundo, está detenida por la falta de gran cantidad de piezas que todos importan del coloso asiático.  Toda la cadena de producción está parada…

El costo es incalculable; y lo que le sigue.  El cierre de 30 días de empresas sin sueldo a los trabajadores, los llevará a no pagar la renta o la hipoteca de su casa; y quien vive de la renta, consecuentemente no tenga de que vivir…

La gran mayoría vive al día y encima, no ahorra, se endeuda, es su sistema de vida; y así distribuyen su dinero…

No obstante, esos infelices, antiética y desmedidamente ambiciosos, que por ganar unos pesos más trasladaron sus empresas a China, donde los sueldos son todavía peores que en México -lo que ya es decir bastante- a resultas van a salir perdiendo mucho dinero…

Se hicieron poderosos e importantes ante los gobiernos locales por crear fuentes de trabajo -miserables fuentes de trabajo, cabría decirlo- pero van a perder millones y millones de dólares, cuyo monto espero que el amable lector lo cuantifique, porque llevará muchos ceros…

Es sabido que las banderitas y banderotas que se venden en el mes patrio de septiembre vienen de China; y que las estampitas de la Virgen de Guadalupe también.  Al igual que casi todo lo que se vende en las calles…

Pero pongo un ejemplo que nos dará la dimensión de lo que va a suceder social y comercialmente con este cierre laboral con confinamiento domiciliario…

“Aunque Usted, no lo crea”, las populares papas “Sabritas”, son hechas en China y de allá las traen.  Ciertamente que no lo he confirmado, pero debo de suponer que también los otros productos de PEPSICO los importan desde allá….

Y que para cumplir con las “estrictas” regulaciones$ sanitarias y de comercio que se les imponen en México, ofrecen “increíbles premios”.  Las instrucciones para ganarlos las colocan dentro de la bolsita de papas…

Pero en un plastiquito con letras tan pequeñas que se requiere de una lupa para leerlas -no exagero-  que dice que el producto está hecho en China y que se importa a través de la “comercializadora” -por no llamarla chatarrera- PEPSICO México, S de RL y CV…

Aquí cabe preguntar si esos honorables empresarios son los que luego piden extensión de impuestos, o son otros.  Si esos son los que aman a México; los que apoyan al campo; que finalmente es lo único que puede rescatarnos del abismo en donde estamos.  

Como si aquí no se sembraran las papas…

Tenemos a los mejores campesinos del mundo; pero ellos les dan la chamba a otros campesinos a quienes les pagan todavía menos  ¡Apátridas globalizadores!  Y seguro que han de ir a los servicios religiosos de los domingos…

Con tal de ganar unos centavos más, sin importar que a quien le compran casi esclaviza a sus empleados pagando sueldos de miseria, mejor importan.  Es más barato.  Se gana más.  ¡Que miseria! 

Referente al bicho, vale mencionar que el 92 % de los contagiados en China ya se ha recuperado.  Pero los medios siguen sembrando el pánico y todos informan detalladamente la situación de la pandemia en medio mundo…

No hablan de otra cosa y la gente se impacta a tal grado que se llegan a morir de la enfermedad, sin padecerla.  Todo el día están con que les va a dar, que a ellos les va a dar; hasta que les da.  La gente muere de pánico…

El pánico es más contagioso que el virus; y su contra parte, al risa, también es altamente contagiosa; solo que la risa agota y termina pronto, y el pánico no.  Cuando la gente entra en pánico, no escucha, no piensa, no razona…

La noticia de que el 92 % de las personas que fueron infectadas en China ya se han recuperado totalmente, deja claro que el bicho no es tan mortal como lo han pintado. Pero en fin, solo quien mantiene la calma puede analizar fríamente las estadísticas…  

Sin embargo, será una gran experiencia estar viviendo estos momentos, y ver en qué termina esta pandemia de pánico.  Sin dejar de mencionar que el gobierno de Suecia no ha cerrado ni las fronteras, ni las escuelas, ni los restaurantes o los bares…

Y sin embargo ha presentado un número relativa y comparativamente mente bajo de contagios y fallecimientos en relación con lo que sucede en otras partes de Europa. Un pueblo sano, no tiene mucho que temer.  Un pueblo enfermo sí.  Y ese es el riesgo

Y nos vemos mañana, si el Sol me presta vida.

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar