Aplica el ISSSTE Cuatro guías de protocolos operativos para control de riesgos por COVID-19 en unidades médicas

El Director General, Luis Antonio Ramírez Pineda, reconoció el compromiso y la vocación del personal médico con todos los mexicanos, al conmemorarse el Día Mundial de la Salud.
El objetivo es proteger y apoyar al personal para hacer más eficiente el control de la pandemia, afirma.


“El Instituto está garantizando los equipos de protección al personal encargado de atención directa de pacientes con esta enfermedad”, afirma Miguel Ángel Nakamura, encargado de Programas de Atención Especial de la Subdirección de Protección a la Salud.

En el Día Mundial de la Salud, el Director General del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), Luis Antonio Ramírez Pineda, hizo un reconocimiento a la destacada labor del personal médico, de enfermería, laboratorio, trabajo social, camilleros, paramédicos y administrativos, que en estos momentos de emergencia por la pandemia de COVID-19 se mantienen firmes en su labor profesional humanitaria, atendiendo a los pacientes relacionados a esta enfermedad.

Luego de agradecer la valiosa, invaluable y firme respuesta brindada por todo el personal hospitalario, Ramírez Pineda informó que, a través de la Dirección Normativa de Salud, emitió cuatro guías de procedimientos y medidas de protección para prevenir y limitar riesgos de contagio en personal que atiende a pacientes con COVID-19, con el fin de protegerlos y apoyarlos en hacer más eficientes los procesos operativos de atención y control de esta pandemia.

Desde el 27 de febrero en que se registró el primer caso en México, destacó, el Instituto ha mantenido la capacitación al personal de salud operativo en el manejo de la pandemia, actualmente cuenta con 37 hospitales habilitados para atender a los pacientes que lo requieran, entre ellos el Centro Médico Nacional “20 de Noviembre”, así como la entrega de la Clínica de Medicina Familiar “Cuernavaca” al Instituto Nacional para el Bienestar (INSABI) para habilitarla en un centro de atención COVID-19.

Detalló que las cuatro guías se derivan para actividades de la atención, diagnóstico y tratamiento a pacientes, así como del manejo de cuerpos de personas fallecidas por esta causa. Todo ello coordinado por el Director Normativo de Salud, Ramiro López Elizalde.

Por su parte, el encargado de Programas de Atención Especial en la Subdirección de Prevención y Protección a la Salud, Miguel Ángel Nakamura López, refirió que desde la “Sala de Situación Pandemia COVID-19, ubicada en la Dirección Normativa de Salud, en la cual se les da atención directa a todas y cada una de las unidades del Instituto en el país, se monitorean actividades a pacientes y se verifican que clínicas y hospitales cuenten con los insumos y difusión de las guías operacionales para que puedan actuar de la manera más eficiente y el servicio a derechohabientes no se vea entorpecido”.

El ISSSTE garantiza equipos de protección al personal que va a atender pacientes relacionados a la pandemia de manera directa en hospitales, ambulatorios en unidades médicas o los que se van a encargar del manejo de cadáveres de pacientes fallecidos por COVID-19, puntualizó.

Estos protocolos, dijo, van acompañados de procesos de adjudicación que está realizando la Subdirección de Abasto de Insumos Médicos para estos equipos de protección que, al día de hoy, se están distribuyendo hacia las unidades médicas de todo el país de manera constante.

Nakamura López indicó que ya están operando procedimientos que se deben realizar en cada una de las áreas de atención hospitalaria, “cada una tiene flujo diferente en el manejo del paciente; hay personal de salud dentro de la unidad que va a tener más contacto y dependiendo de las actividades de atención puede tener mayor o menor riesgo, el grado de exposición es lo que permite definir el tipo de protección que requieren cada uno de ellos”.

Abarcan desde los completos que incluyen gorro, guantes, goggles, mascarilla N95, bata y cubre zapatos, que se aplican en maniobras donde hay aerosolización de fluidos del paciente y riesgo de salpicaduras o contaminación por manejo de cadáveres, hasta los más sencillos, como bata, guantes y cubrebocas convencional.

De acuerdo con el especialista, las cuatro guías operativas de COVID-19 para personal de salud encargado de la atención de la pandemia, fueron elaboradas gradualmente por un grupo de profesionales del Instituto y se basan en los lineamientos establecidos por la Secretaría de Salud a través de la Dirección General de Epidemiología y protocolos internacionales vigentes.

Por último, Miguel Ángel Nakamura López reiteró: “Estamos en una fase dos de la transmisión a nivel nacional y es inminente el aumento de casos día con día; es muy importante recordarle a la población seguir manteniendo las medidas de prevención como el lavado frecuente de manos, aislamiento social, sana distancia y mantenernos en casa”.

Botón volver arriba
Shares
Cerrar
Cerrar