Corrupción, un muerto muy vivo

Pese a que el presidente López Obrador insiste en haber desaparecido la corrupción esta no cede ni un ápice, por el contrario, según informa el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), ha aumentado en instituciones de gobierno de 14 mil 635 víctimas por cada 100 mil habitantes en 2017 a 15 mil 732 en 2019. En trámites o solicitudes de servicios públicos y otros contactos con autoridades la corrupción no cede, sobre todo en el ámbito de seguridad pública. No es buen síntoma, pero tampoco sorprende porque en el actual gobierno es practica indiscriminada la asignación directa de contratos de obras y servicios, convertida en uso común en el gobierno de la Cuarta T y sus adláteres en las entidades donde gobierna, poniendo en evidencia una acentuada discrepancia entre lo que se dice y cuanto se hace.

Botón volver arriba
Shares
Cerrar
Cerrar