miércoles, diciembre 8, 2021

Del perdón…

Opiniones y Comentarios

Julio Ricardo Blanchet Cruz

[email protected]

Hace ya tiempo, referente al calentamiento del Planeta, había comentado en este mismo espacio -y debo de haberlo hecho en varias ocasiones- que habíamos llegado al punto de no retorno; que le hiciéramos como le hiciéramos ya no había remedio…

Que aunque en ese momento todos dejáramos de contaminar, aún así tendríamos que afrontar las consecuencias.  Es una Ley.  No son vaticinios ni profecías, ni nada por el estilo.  Es solo la observación de una Ley…

Por cierto, creo que si hubiera una filosofía que, haciendo a un lado las amenazas y los premios o castigos; resumiera su quehacer en el primer principio del Universo, que es El Equilibrio, la gente sería educada en la consciencia de que todo en esta vida “tiene una respuesta igual y de sentido contrario”…   

Como tan acertadamente lo asumió Sir Isaac Newton (1643 – 1727); aunque sus principios se remontan a los tiempos de Hermes en el Antiguo Egipto.  Y su sabiduría ha pasado por Grecia, con el propio Hermes como una deidadpor La Roma Imperial con la Ley del acto-reacto y desde luego por la India; ya que Karma en sánscrito significa“acción”…

Dícese que se le regresó el karma -que se le regresó la acción que llevó a cabo-  Hoy está de moda que cuando haces algo bueno te dicen “bendiciones”; y aunque cae un poco gordo, es cierto, todo lo que hagas se te regresará, de una o de otra forma; pero se puede estar seguro de que regresará.

Cambiando de tema…

De qué rayos sirve que cierren el Centro de las Ciudades, disque para evitar el contagio.  Cómo van a imponer la sana distancia en los transportes públicos.  Los Taxis tendrán que convertirse en limosinas para que el que maneja no tenga contacto con los pasajeros…

¿Y en las casas?  ¿La gente tendrá que desinfectarse hasta las suelas de los zapatos antes de cambiarse de ropa que no esté contaminada para entrar a su casa?…

¿Y con las parejas también aplica la sana distancia en la habitación?  Cuando uno de los dos viene de la calles y puede “oler a virus de otro hogar” -para decirlo eufemística y poéticamente-…

Muy bien, se están quedando sin trabajo decenas de miles de padres de familia, que seguramente no tendrán empacho alguno en quedarse en sus casas.  Pero, ¿y qué van a comer; con qué van a comprar comida si no tienen trabajo?…

El Gobierno del la t de 4ª no tiene dinero para solventar la crisis y por eso ha decidido terminar con la cuarentena.  Solo va a apoyar a los adultos mayores…

Lo que ha puesto histérica a toda la comunidad internacional que advierte que puede pasar lo peor; y que por eso Trump se ha detenido para hacerlo, a pesar de que de la estabilidad económica depende su reelección…

Pero aquí en nuestro México lindo y querido, la mayor parte de la gente ya está hasta la coronilla con las restricciones que, dicho sea de paso, la mayoría tampoco obedece.  Aquí lo que quiere la gente es que se reabran los negocios y que todo regrese a la normalidad…

Misma que dicen los enterados que nunca se recuperará.  Que la vida nunca volverá a ser la misma.  Que se perderán las libertades.  Y que mucha gente morirá con el cambio que quieren imponer.  Todo por el virus…

Se perderán millones de trabajos y oficios y quieren impedir que la gente vuelva a tener contacto entre sí.  Espectáculos sin espectadores. Estadios y auditorios vacíos.  Deportes con afición virtual.  Escuelas también virtuales que les robarán a las juventudes sus sueños…

¿Este es el mundo que queremos; que les dejaremos a quienes nos sigan sin hacer nada para evitar este genocidio disfrazado de protección?  Porque encima de todo, estos infelices dicen que lo hacen para protegernos…

Cuando de los que debemos de protegernos no es de los virus y toda su tribu de coronados; sino de quienes nos gobiernan.  De quienes gobiernan al mundo.  No podemos permitir que nos enjaulen y que encima de todo nos vigilen para castigarnos si no obedecemos.  No es justo para nuestros hijos…

Pero no podemos esperar a que llegue un nuevo Espartaco (111 – 71) que luche por nuestra libertad y nos libre de la esclavitud que nos espera y que tan dócilmente ya vivimos…

Y luego que del tan esperadamente temido 666 ni sus luces; cuando ya era hora de que apareciera y propusiera algo efectivo para deshacernos del yugo.

Ya de salida… 

Los seguidores del Presidente López Obrador no quieren que se le echen encima sus adversarios, cuando el decir que el 90 % de las llamadas contra la violencia, son falsas; lo que hasta ahí bien pude ser cierto, conocemos al Pueblo…

Pero el agregar que esas cosas de violencia no se dan en las familias mexicanas, como si sucede en otros países, es ya de plano no conocer en dónde está parado.

Y nos vemos mañana, si el Sol me presta vida.  

Lo último

Columnas