jueves, mayo 26, 2022

Adiós al dólar…

Opiniones y Comentarios

Julio Ricardo Blanchet Cruz

[email protected]m

En este y en mil espacios más, de tiempo atrás se ha venido diciendo que la economía de EE.UU. está respaldada por las armas; porque sus famosos billetes verdes no tienen más garantía que la impresora que los hace…

Primero decían que los respaldaba el patrón oro, es decir, que su billete tenía su valor en oro.  Pero luego, cuando se descubrió que no tenían el metal suficiente que respaldara los billetes y medio mundo le exigía el regreso de su dinero depositado en Fort Knox, mismo que hasta la fecha no ha entregado y se duda que lo tenga.  Ahí está el caso de las 31 toneladas de oro que no quiere devolvérselas a Venezuela-…

Los muy mafiosos, al más puro estilo siciliano ¡le vendieron protección a Arabia Saudita!  Yo te defiendo de todos, le dijeron, a cambio de que todas las operaciones que se hagan con petróleo sean en dólares…

A lo que el entonces rey Faisal bin Abdulaziz (1906 – 1975) en vez de responderle que sus billetes no valían nada; pero sabedor de lo que le podía pasar si no aceptaba la “generosa” oferta yanqui -lo que Sadam Hussein (1937 – 2006) no previó- le dijo que sí…

Y así nacieron los petrodólares.  Antes cualquiera podía ir al banco y cambiar el billete por su equivalente en oro, pero de facto, la moneda estadounidense no tiene ningún valor.  Ni modo que le cambien su billete por petróleo…  

Ya que el domingo 15 de agosto de 1971, el entonces Presidente Richard Nixon (1913 – 1994)dijo que ya no jugaba, se llevó el balón e hizo el anuncio de que EE.UU. se salía de los Acuerdos Bretton Goods, firmados en 1944, cuando se aceptó al dólar como divisa internacional…

Y viene al caso, toda vez que en el segundo trimestre de este año, la caída de la economía de EE.UU. fue casi del 40 % la más baja desde 1947.  Y sabedor Trump de que lo único que tenía a su favor para reelegirse era precisamente la economía; que al parecer iba muy bien…

Consciente además de que ya no gana más que haciendo trampa -y puede que ni así- inspirado en Jeannine Áñez, la curiosa Presidente de Bolivia; y en la canción de “regálame esta noche”…

El señor Trump, siempre viendo por la gran nación y sus ciudadanos, sugirió retrasar las elecciones, aduciendo que no se puede votar en persona debido al bien amado Coronabichus Apanicatum; y por correo no puede haber certeza ni confianza.  Y eso que presumían ser la mejor democracia del mundo…

El caso es que Trump –al igual que el Gober de Veracruz, que se opone a que lo revoquen todito- ya se da por perdido.  Y yo prácticamente me he ganado una comida, pues siempre dije que no se reelegiría; y cruzamos la apuesta…

Pero ciertamente que del plato a la boca se cae la sopa y en una de esas la visita de Andrés Manuelle hace ganar.  Vaya Usted a saber, amable lector.  En estos tiempos que vivimos ya todo puede suceder…  

Pero si encima del caos económico ocasionado por la pandemia, el que ya lleven tantísimos fallecidos atribuidos al mal manejo sanitario, de verdad de que el güero oxigenado con peluquín se las está viendo poco más que negras…

Y todo esto, mientras Felipe Calderón, en foros internacionales compartiendo el espacio en la Internet con ex presidentes iberoamericanos y otros personajes igual de cuestionables que él…

Opinó que “el Presidente López Obrador no anda en sus cabales” y sugirió una ¡intervención armada! para derrocar a Nicolás Maduro.  Y eso que andaba sobrio…

Y 10 Gobernadores piden la destitución de López;pero de López-Gatell.  Sin embargo, a pesar de que el gobierno dice que no son momentos para revisar el pacto fiscal, cada vez es más fuerte el cabildeo entre algunos Gobernadores que opinan todo lo contrario…

Que es precisamente el momento de sentarse y modificarlo.  Y mal, muy mal hace el Presidente López Obrador en enviar a un sub secretario a hablar del asunto.  Cuando por la importancia que reviste el tema, debiera ser directamente él quien tomara el toro por los cuernos y hablara con los Gobernadores.  Su arrogancia le puede costar muy cara. 

Y nos vemos mañana, si el Sol me presta vida.

Lo último

Columnas