miércoles, diciembre 8, 2021

Entre locos y charlatanes no podemos ir bien…

Opiniones y Comentarios

Julio Ricardo Blanchet Cruz

[email protected]

Al no creer en la democracia como sistema de gobierno; en consecuencia no puedo tomar partido por nadie. Y si finalmente no voy a votar, eso me permite ser un observador imparcial…

En veces asombrado, en veces divertido y en veces decepcionado al ver hasta dónde son capaces de llegar los políticos por el Poder que, como todos los vicios, sufre la abstinencia… 

Pero hay sentimientos con los que uno nace. “El amor a la Patria es más patente que la razón misma”.  Decía el poeta latino Publio Ovidio (43 – 17 ya de esta Era).  Y cuando se trata del México que yo conocí -que ya no existe- el ver lo que sucede; duele…

Y más me va a doler cuando México se balcanice.  De nada va a servir lo que digan los expertos constitucionalistas.  Ni lo que diga la SCJN -que ya sabemos cómo se las gasta- ni lo que digan las instancias internacionales, a las que indebidamente se llegue a recurrir; como señalaron los federalistas que lo harían…

Si las encuestas en los Estados determinan que sus ciudadanos no quieren seguir con el Pacto Federal, que finalmente es un acuerdo, la dolorosa separación se llevará a cabo tarde o temprano, dejando para ambas partes resabios.  Como los que quedan entre hermanos, en Corea, La India, Yugoslavia y tantas más naciones que se han dividido siendo hermanos…

Pero ya podrán decir misa y encomendarse a San Judas Tadeo, tan milagroso que es; o a ese otro que anda por ahí y que se encarga de las cosas imposibles, que nadie para lo que se viene.  Todo estaba ya previamente estudiado; cuando menos desde que decidieron romper con la CONAGO…

Y le darán una cucharada de su propia medicina al Presidente.  Ya que él fue quien empezó con las encuestas sin ninguna formalidad -hasta a mano levantada- y no podrá hacer otra cosa, sino respetarlas.  Aunque un día dice una cosa y después literalmente da un giro de 180°…

Como con el asunto de mi General Cienfuegos.  Primero dijo que no sabía nada, pero que era una “muestra inequívoca de la descomposición del régimen”.  Ante semejante barbaridad de considerar culpable a quien no ha sido juzgado, evidentemente presionado por las Fuerzas Armadas, rectificó y ahora sale con que el único autorizado para hablar del caso del General, es él.  Y luego dice que no hay censura…

La incoherencia del Presidente, que ya es muy notoria, hará que las cosas sean más difíciles en su diálogo con los Gobernadores federalistas.  Un día dice una cosa y después cambia.  Pero no creo que les pueda dar atole con el dedo a todos, como hasta ahora ha acostumbrado y le ha salido bien…

Declarar que sí está dispuesto a dialogar con los federalistas “siempre y cuando no haya politiquería” –como si hablar de romper el Pacto Federal fuera politiquería-…

Y más, cuando si advirtieron con salirse del Pacto, es porque saben que eso no les va a restar votos; si no, difícilmente se aventurarían siquiera a sugerirlo.  Pero eso no fue todo…

Ya de plano rayando en la burla, a menos que el Presidente no piense lo que dice, agregó: “imagínense que se utilice la investidura presidencial con propósitos partidistas -cosa que seguramente ningún mexicano se puede siquiera imaginar-…

“Tenemos que ser respetuosos continuó diciendo -y hay que ver quién lo dice- no es un asunto personal, es un asunto que tiene que ver con la institucionalidad”

El Presidente no quiere ver la realidad que está sentado en un polvorín y ya encendieron la mecha.  Porque para colmo de males; y creo que este es el peor, el Arzobispado de Xalapa declaró que lamenta el madruguete en el Poder Judicial; y el “perverso” intervencionismo que dinamita las instituciones y en Estado de Derecho…

Y todo en la cara de las Autoridades de un Gobierno laico que a los religiosos les prohíbe entrometerse en asuntos de Estado.  Independientemente de que son charlatanes  vividores del cuento, pederastas y todo lo que se acumule, son individuos de la peor calaña…

Que se enriquecen de la estulticia humana a la que le cuentan incoherencias de dioses resucitados que no sirven ni para curar una gripe; menos detener una pandemia como la que disque azota a la humanidad…

Sobre todo porque en su inmensa sabiduría y dueño y señor de los Ejércitos, debe de saber que todo esto es un show; y éste sí, con perversos intereses.  Algo tiene que hacer Gobernación para que se respete el estado laico.  No puede haber nada peor que la teocracia. 

Y nos vemos mañana, si el Sol me presta vida.

Lo último

Columnas