miércoles, diciembre 8, 2021

Cuitláhuac, raterías de un gobierno “honesto”

Línea Caliente

Por Edgar Hernández*

¡La Auditoría Superior de la Federación detecta daño patrimonial por 2 mil 500 millones!

Tanto que presumió honestidad -avalado por papá Peje, quien hasta de “bendito” lo calificó-; tanto que se la pasó echando la culpa a Miguel Ángel Yunes y a los anteriores de todos los males de Veracruz, para que a la vuelta de dos años saliera a flote la corrupción y millonarios desvíos en al menos 12 de las 17 dependencias mas importantes de su gobierno. 

Tanto que insistía en mostrarse comiendo tacos de tripa gorda en los barrios de mala muerte de Xalapa como signo de pueblo hecho gobierno. Tanta insistencia mediática donde aparece pintando guarniciones, fachadas de escuelas públicas y chapeando camellones, para que al final sacara más que el cobre, el oro de las arcas del erario.

Tanto que le hizo al cuento de que en su gobierno no existían los moches, ni raterías, para que de dos patadas la Auditoría Superior de la Federación le demostrara lo contrario.

Que en su gobierno si hay “Empresas Fantasma”; que sí hay aviadores; que está comprobada la desviación por concursos fuera de norma; que si se regresaron tres mil 350 millones de pesos por subejercicio y que en al menos tres ocasiones desde el arranque de su gobierno, contrató empréstitos superiores a los cuatro mil millones de pesos.

A escasas dos semanas de su segundo informe de gobierno el corte de caja lo demuele.

¿Qué va a informar?

¿Qué la Auditoria Superior de la Federación no encuentra 13 mil 469 millones de pesos y está cierto -así lo manifiesta por escrito- que hay daño patrimonial por 2 mil 413 millones de pesos? 

La ASF da cuenta que:

“En su primer año de gobierno, Cuitláhuac García regresó cuantiosos recursos millonarios que no pudo gastar, mismos que debieron ser destinados a la compra de desayunos escolares calientes y fríos; apoyos alimentarios como despensas y la construcción y rehabilitación de aulas, sanitarios y bibliotecas, laboratorios y talleres, áreas deportivas, salones de usos múltiples, así como para el Fondo para la educación tecnológica y de Adultos y la compra de medicamentos”.

Habrá que recordar que la adjudicación, directa y en concurso del DIF, corrió a cargo de la sobrina de Cuitláhuac, Nitzia Guerrero, a quien se le señala además por autorizaciones superiores a los 450 millones de pesos realizadas por la anterior directora de la institución, Verónica Aguilera Tapia.

Y para el entramado de oscuros manejos en la SEV, la figura que emerge es un viejo bailarín de antros, el striper, Zenyazen Roberto Escobar.

En la dependencia que encabeza se descubrió otro tipo de bailes relacionados con cientos de aviadores, el acaparamiento de negocios de comida chatarra en las escuelas, desvíos millonarios en su favor por la construcción de aulas y la devolución de 405 millones de pesos del Fondo de Aportaciones para la Educación Tecnológica de Adultos y 209 millones de pesos más por incumplimiento del programa “Escuelas al 100”.

Y el titular de Salud, Roberto Ramos Alor, siempre sí encontró un chile que le embonara.

Fueron 88 millones destinados al “Fondo de Aportaciones para los Servicios de Salud”, los que quedaron en el limbo, sin aclarar al no utilizarse el dinero del Programa de Atención a la Salud y Medicamentos Gratuitos. 

Es en Salud donde la ASF deja al descubierto el pago de “aviadores”, pagos “fantasma” a proveedores a mil 140 empleados que no trabajan y si cobran mismos que provocan un daño público por 295 millones de pesos (auditoria 1296-DS-GF), así como el uso de la “licuadora” en el manejo del dinero.

En síntesis, la ASF detecta faltantes en seis programas de la cuenta pública 2019 y daño patrimonial por 2 mil 413 millones.

Revela asimismo que ORFIS y el Congreso local son tapaderas de la suciedad financiera al maquillar las cifras para cubrir al gobernador y devoluciones de dinero de última hora.

¿Pues qué pasó mi chómpiras Cuitláhuac, dónde están los centavos?

¿Se compraron o no los medicamentos por 30 millones de pesos, que tan solo por Coronavirus han provocado mas de cinco mil muertos, y para los familiares de los niños con cáncer la eterna queja por la muerte a diario de sus menores por falta de medicinas?

¿En donde quedaron los 900 millones de SIOP por obra pública no realizada y preferenciada a contratistas “fantasma”, uno de ellos vende limones en Cardel?

¿Y los contratos al Cartel de Avanradio, que ha venido denunciando el columnista Armando Ortiz?

Por donde rasques sale pus.

Lo del Seguro Popular, fue la mejor alcancía al quedarse con todo el remanente y un dato duro, una denuncia que en dos años se ha guardado silencio, los contratos por 319 millones a IMPROMED y otro para laboratorios “Intermet” por 221 millones con mochada del 20% para el primo de Cuitláhuac, Eleazar Guerrero.

¿Pues no que muy honestos y hasta benditos, según el Peje?

Esta revisión solo cubre al Poder Ejecutivo.

En días posteriores habrán de salir a la luz pública la escalada de corruptelas del Poder Legislativo y los mil 300 millones que andan bailando en el Consejo de la Judicatura del Poder Judicial.

Esa es la razón por la cual Cuitláhuac García aparece en la “lista negra” de mandatarios que más desviaron recursos 2019. Entre la Ciudad de México, Chiapas, Puebla y Veracruz, no comprobaron en que gastaron 12 mil 012.0 millones de pesos.

Es justamente la razón por la cual desde hace 23 meses aparece en la lista de los tres peores gobernadores de la república.

Vivimos fatales consecuencias, justo porque nos equivocamos.

Tiempo al tiempo.

*Premio Nacional de Periodismo

Lo último

Columnas