lunes, noviembre 29, 2021

El INE, un estorbo para AMLO

 O P I N I O N

Por Mario Javier Sánchez de la Torre

    En medio del nebuloso ambiente de mentiras, falsedades y traiciones difundidas por la ridículamente llamada cuarta transformación (4T), afortunadamente en el país aún hay instituciones que están llevando contra viento y marea acciones que tratan de conservar la golpeada democracia que todavía estamos viviendo los mexicanos y que esta administración federal está tratando de destruir.

    Ya que afortunadamente aún el desgastado Ejecutivo Federal no ha podido con sus aberrantes acciones afectar como quisiera la materia electoral que mandata la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos (CP EUM) y por consecuencia las instituciones autónomas encargadas de organizar, ejecutar, dar a conocer y sancionar los resultados de los procesos electorales de esta Nación.

    Como lo son: el Instituto Nacional Electoral (INE); el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) y para algunos casos la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) y sus similares en las 32 entidades federativas, con sus respectivas legislaciones.

    Así tenemos que el próximo martes 3 de noviembre toman posesión los 384 consejeros electorales que el INE ha designado para sus vocalías de los 32 estados de la República Mexicana, con la instalación de los Consejos Estatales. Que son integrantes de la sociedad civil, en otras palabras ciudadanos comunes, como usted y su servidor, que como parte de sus facultades tienen la delicada e importante encomienda de designar a los 3600 consejeros distritales (propietarios y suplentes) que tendrán la importantísima función de participar en la organización de los 300 distritos electorales federales y vigilar en estos el desarrollo de los procesos electorales próximos como son: 2020-2021 y 2023-2024.

    Procesos electorales que los mexicanos saben la importancia que tienen cada uno. Comenzando con el más próximo el 2020-2021, en el cual además de estar en juego la elección de 15 gubernaturas, también están las 500 posiciones de la Cámara de Diputados del Congreso de la Unión, varias alcaldías y algunos congresos locales. Siendo de gran importancia la renovación de la llamada “Cámara Baja”, pues por las atribuciones que esta tiene, ahí se definen la mayoría de los asuntos de mayor importancia para el país y como está sucediendo actualmente, el grupo legislativo que tiene mayoría           – Movimiento de Regeneración Nacional (Morena)-     por razones obvias, obtiene siempre lo que quiere por aberrante que la decisión sea. Lo que no es privativo de la LXIV Legislatura Federal, pues lamentablemente para México, está equivocada práctica llamada del “mayoriteo”, se ha venido poniendo en práctica en el Congreso de la Unión de México desde hace mucho tiempo, por los diferentes partidos políticos que han obtenido esta mayoría en esta Cámara.

    Práctica que ha convertido al Poder Legislativo en un apéndice del Poder Ejecutivo actualmente en este país, con las lamentables y peligrosas consecuencias que casi a diario conocemos los mexicanos. Y que amenaza en forma grave, de no ponerle un alto, la democracia mexicana, pues las acciones de Andrés Manuel en todos los aspectos que ha llevado a cabo desde el inicio de su mandato, desde el desmantelamiento de las instituciones que ha podido, principalmente las autónomas, indican claramente las intenciones de instaurar en esta libre Nación un gobierno dictatorial y por consecuencia que nos llevará al caos en todos los aspectos.

    Es por lo citado la importancia del trabajo de estos consejeros electorales del INE, pues como ciudadanos podrán vigilar que las elecciones de los 300 diputados federales (uninominales), sea lo más legal posible. Pero también, en el caso de que se lleve a cabo la reforma electoral propuesta al Código Electoral del Estado de Veracruz hace unas semanas por Ciutláhuac García Jiménez de desaparecer los Consejos Municipales Electorales, aduciendo ahorrar recursos económicos, lo que es totalmente falso, de alguna forma lo podrán vigilar, acción con la que les será más difícil a quien desea desasear el proceso en este nivel de la elección poder lograrlo. Aunque esperemos que la SCJN, eche abajo la petición de está equivocada reforma, que lo único que producirá, será problemas graves durante la jornada electoral, que posiblemente sea la intención que buscan los reformistas, pues ya están viendo que la elección para ellos no va a ser, lo que se define como un “un día de campo”. Y pensaran que posiblemente causando problemas puedan anular aquellas casillas en donde vayan perdiendo. Usted que OPINA, estimado lector. Hasta el viernes. [email protected] (Fech. Púb. Lun. 2-oct-20)

Lo último

Columnas