viernes, noviembre 26, 2021

Guía Ética, ¿un Nuevo Testamento?

Línea Política

Agustín Contreras Stein

30 de noviembre del 2020           

En el Antiguo Testamento, se refiere que Dios, entregó los Diez Mandamientos a Moisés, en el Monte Sinaí, con la finalidad de ayudar a su pueblo en el cumplimiento de la ley divina. Jesucristo, en la ley evangélica, confirma los Diez Mandamientos y los perfecciona con su palabra y con su ejemplo. El amor a Dios se manifiesta en el cumplimiento de estos diez preceptos, los cuales, analizados, prácticamente, pueden entenderse en dos sentidos, es decir, amar a Dios sobre todas las cosas y amar al prójimo como a uno mismo.

En el antiguo testamento, se predice la llegada del Mesías y en el nuevo testamento, se revela a Cristo como el verdadero enviado de Dios.

Citamos lo anterior, porque ahora, en México, desde que fue ungido como Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, se comenzó  a verlo, por sus treinta millones de seguidores, algo así como el nuevo Mesías, el hombre que era enviado para transformar al país, no tan solo en sus diversos aspectos que comprende la vida política del pueblo, sino también como el nuevo Dios, que traería felicidad y un profundo cambio entre los mismos integrantes de la sociedad, logrando desechar todo lo malo del pasado e imponer una nueva visión del trato humano, derramando amor y perdonando a todos aquellos que por diversas razones se han salido del camino trazado por Cristo.

Así, prácticamente, se ha comportado el Presidente de los mexicanos, cumpliendo su palabra fundamentada en la fe y en las buenas acciones, tanto que hace apenas unos pocos días, ya dictó los nuevos mandamientos que regirán moralmente entre todos sus gobernados. Solo que en esta ocasión ya no son diez, como aquellos entregados por Dios, a Moisés, sino veinte, porque, desde luego, las necesidades espirituales de los mexicanos, han aumentado y era necesario ampliar la gama de instrucciones morales para una verdadera transformación de su pueblo.

Efectivamente, con un tiraje de por lo menos diez millones de ejemplares, el Presidente Andrés Manuel López Obrador, tendrá la oportunidad de entregar, a cada jefe de familia, uno de estos nuevos instructivos morales que servirán para mejorar las relaciones de todos los habitantes de este país, con lo que se espera que haya un mejoramiento evidente entre todos, para que de esa manera se recuerde que hay que amarlo sobre todas las cosas y de paso amar a todos los demás, como si se tratara de uno mismo.

Este nuevo testamento, que corresponde a partir de la llegada de la cuarta transformación, se ha denominado “Guía ética para la transformación del México”, donde se incluyen veinte preceptos que buscan consolidar la república amorosa de la cual ha venido hablando el nuevo enviado del Señor.

Habla de muchas cosas, entre ellas, del perdón, que ha sido uno de los  principios fundamentales de su pensamiento como guía de esta nación, pero, curiosamente, no dice nada para evitar practicar la venganza, que también es un sentimiento de los más graves que puedan existir en el interior del hombre, porque a decir verdad, desde que tomó las riendas de este gobierno, López Obrador, ha querido, por todos lados, imponer su voluntad para poder concretar una venganza política con sus antecesores y de paso en contra de todos los mexicanos, que no votaron por él y a los que de alguna manera, cada día, persigue con una serie de menciones que han llegado a ser verdaderas ofensas públicas. Todos los días se burla del este pueblo, cuyo destino tiene en sus manos y arremete contra quienes no piensan como él y los llama conservadores, fifís y permanentes adversarios, con los cuales lucha todos los días, como lo hacía el Quijote, contra los molinos de viento, es decir, con enemigos puramente imaginarios.

Analizando cada punto que refiere la Guía ética para transformar al país, el Presidente de la República, es el primero que hasta ahora no ha cumplido con estos nuevos preceptos, considerados como parte de un nuevo testamento, por lo cual resultan inaceptables sus recomendaciones o propuestas morales dictadas en momentos de soledad, no de él, sino de quienes fueron los redactores de este nuevo testimonio que quiere el nuevo Dios, el nuevo Mesías.

Pero bueno, este fue también un compromiso contraído con el pueblo durante su campaña presidencial y había que cumplirlo. Dicen que es el número noventa y nueve de los cien que se fijó como meta en su gobierno.

No se ha dicho cuál será el costo total que tendrá la edición de esta guía, la cual se presume que será, en principio de un millón de ejemplares y después ampliarla a diez millones por lo menos, lo cual, desde ahora, se puede calificar como un gasto innecesario en tiempos de crisis económica y de crisis sanitaria, principalmente, pues están pendientes también cumplir con los verdaderos compromisos con el pueblo que consisten en la erradicación de la inseguridad y de la pobreza general que más lastima a este pueblo bueno.

                                                              ———————-

FRANCISCO TORIZ, LE PONE GANAS

NO EXISTE LA MENOR DUDA, acerca del trabajo político y preocupación social que tiene el Secretario General de la nueva organización política “Unidad Veracruzana”, cuya disposición para hacer las cosas bien, se nota en su constante operación política que lleva a cabo por todo el territorio estatal.

Se ha concentrado, como se ha visto en los recientes días, en acudir hasta el seno mismo de la sociedad, creando comités municipales, donde se encuentra la fuente más rica en votos, los cuales serán necesarios para estar presente en la próxima contienda electoral del seis de junio venidero.

Representando en todas partes a la dirigente estatal, Cinthya Lobato Calderón, no ha perdido oportunidad de hacer del conocimiento el mensaje político de quien sostiene, con pensamiento y acción, la permanencia de esta nueva opción política que se difunde y se dispersa por todos los rincones de Veracruz. Unidad Ciudadana, será altamente competitiva y obtendrá resultados positivos en este compromiso político que tiene con la sociedad, con todos los que han puesto su grano de arena para poder constituir este nuevo espacio político para los veracruzanos, el que se hará patente en la próxima participación político electoral que se aproxima.

Francisco Toríz Hernández, cumple al pie de la letra con su cometido y con quien tiene una responsabilidad directa, es decir, con la dirigente estatal de esta nueva organización política.

                                                               ———————

Y NO HAY DE OTRA

HAY LA PERCEPCIÓN GENERAL de los veracruzanos, que si no llega a concretarse la alianza política de los principales partidos que se encuentran en el escenario político estatal, se perderá, definitivamente, la oportunidad de rescatar los espacios perdidos en los congresos estatal y federal, dejando nuevamente que la mayoría constituida hasta ahora por el partido en el poder, siga dictando los principales lineamientos políticos que están dejando a todos los veracruzanos, en general, prácticamente en un verdadero estado de indefensión.

Urge estabilizar las acciones gubernamentales a través de un equilibrio legislativo que permita mayor posibilidad de que Veracruz, pueda salir adelante en este difícil momento de crisis económica y sanitaria. Urge que Veracruz, vuelva a ser de los veracruzanos, que ahora consideran que se encuentra secuestrado por un grupo político que no entiende, ni siquiera, la gran oportunidad que tiene en sus manos de hacer algo por esta tierra y por todos los que habitan en ella.

Si no hay aprovechamiento de este histórico momento, los partidos políticos, estarán condenados a seguir siendo oposición, a su propia marginación política y a seguir siendo empleados permanentes de la nueva mafia del poder.

                                                               ——————–

Y MAÑANA, aquí nos encontraremos, si otra cosa no sucede.

NUESTRO CORREO: [email protected]

Lo último

Columnas