miércoles, diciembre 8, 2021

Ni Mónica Robles ni Érika Ayala hicieron nada por Florisel Ríos, asesinada después del acoso gubernamental; ahora se hacen las víctimas

No era necesario tanto drama por parte de las diputadas y diputados del Congreso de Veracruz. Las diputadas de la presente Legislatura poco han hecho para erradicar la violencia de las mujeres en el estado. Estas diputadas del Congreso de Veracruz nunca reclamaron al gobernador por revictimizar a FloriselRíos Delfín, alcaldesa de Jamapa que finalmente fue asesinada después del acoso del aparato gubernamental. Ni un reclamo escuchamos de Mónica Robles contra la actitud criminal del secretario de Gobierno, Éric Cisneros Burgos, quien le negó la protección a Florisel Ríos; tampoco Érika Ayala, quien permitió que su hijo, a la edad de 17 años, tuviese una plaza de profesor en el COBAEV, donde es dirigente sindical, dijo una sola palabra. Y es que no es necesario tanto drama porque existe el derecho de réplica. Lo sabe muy bien Mónica Robles porque es parte de una familia de periodistas. Si en algún momento la señora diputada se siente agraviada por la publicación de un reportaje o nota informativa, debe dirigirse al medio que publicó eso para pedirle que corrija o que publique su versión; debe argumentar y mostrar su verdad. Si la llaman narcotraficante, pues que exija las pruebas de esos dichos o que demande por daño moral. Pero vende más subirse a la tribuna con sus iguales, diputados de tercera (la Reina del Nepotismo por ejemplo) para leer un documento que despierte en los presentes un sentimiento de empatía. Sólo le faltó, a Mónica Robles, envolverse en la bandera de la “República de las Mujeres” y lanzarse desde lo alto del Castillo de Chapultepec.

¿Cuándo le saldrá bien algo a este gobierno? Le tendrán que regresar estadio y equipo de fútbol a Fidel Kuri; ya dan lástima

Ya andaba diciendo el gobernador que con el control del equipo Tiburones Rojos y del estadio Pirata Fuente, iba a regresar el futbol de primera división al estado de Veracruz. Pero ya debe de estar acostumbrado el gobernador a sus pifias, ya debe saber que, del plato a la boca, a veces se cae la sopa. Unos cuantos días después de que Patrimonio del Estado de Veracruz le quitara estadio y equipo a Fidel Kuri, ahora, gracias a un amparo que promoviera el empresario, el gobierno le deberá regresar las instalaciones del Estadio Luis “Pirata” Fuente, el Centro de Alto Rendimiento, así como el nombre y logo del club Tiburones Rojos. El amparo fue tramitado en el Juzgado Tercero de Distrito de Boca del Río, Veracruz, el pasado miércoles 25 de noviembre del 2020. Para poder retener los bienes de manera provisional, Fidel Kuri dejó una garantía de medio millón de pesos. Vaya usted a saber si el gobierno no previó este tipo de amparo, vaya usted a saber si los abogados de Cuitláhuac García, pasaron la materia de “amparo” a oscuras, vaya usted a saber si la estulticia se contagia, pero este tipo de situaciones no sólo provocan indignación por un gobierno ineficiente y torpe, sino que también lástima.

Maradona, un golpeador de mujeres, muere el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer; ¿justicia poética?

Ella estuvo en la marcha para conmemorar el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer. Se puso su tapabocas, tomó su martillo, lo echó en su mochila y se fue al centro de la Ciudad de México a darle en la madre a los edificios públicos, privados y a los monumentos históricos. Cuando llegó a su casa la enteraron de que Diego Armando Maradona había muerto de un paro cardiaco. No lo podía creer, fanática del futbol, incluso militó en un equipo semiprofesional en la liga femenil, sintió una tremenda opresión en el pecho; Maradona, su ídolo había muerto. En 2014 Maradona estaba en su casa, era temprano y ya estaba embriagado. Su pareja de entonces, Rocío Oliva estaba entretenida con su teléfono celular. Diego se paró, ella lo estaba grabando, se dirigió a ella y le reclamó que estuviera “todavía” con su teléfono. Entonces Maradona la empezó a golpear, la golpeó mientras ella le pedía que parara. Cuando el video se hizo público le reprocharon a Maradona las agresiones en contra de una mujer. ¿Qué respondió Maradona?: «No soy un pegador, pero era para arrancarle la cabeza a Rocío Oliva». En 2019 la exesposa de Diego Armando, Claudia Villafañe denunció al astro argentino. Los abogados alegaron: «Viene sufriendo agresiones y violencia psicológica. Es una violencia sistemática, una persecución y un hostigamiento». ¿Justicia poética? ¿Congruencia cósmica? Diego Armando Maradona, un golpeador de mujeres, muere el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer.

Armando Ortiz ​​Twitter: @aortiz52 ​​@lbajopalabra

Lo último

Columnas