domingo, diciembre 5, 2021

Rubén Ríos deja la Mesa Directiva del Congreso, va por alcaldía de Córdoba; ¿pues no que agresores de mujeres no podían ser candidatos?

López Obrador dijo que los golpeadores de mujeres deberían ser candidatos, pero para el “tambo”. Otra vez se equivocó el presidente de México. No sólo porque muchos golpeadores, agresores de mujeres ya han sido candidatos y hasta ostentan un puesto de elección popular. Sino que, además, muchos funcionarios que fueron elegidos, ahora buscarán otro puesto de elección popular. Tal es el caso de Rubén Ríos, el columnista estrella de algunos portales oficialistas, quien después de ser diputado de Morena, después de ponerle su madrazos a su pareja, después de que ésta lo denunciara, después de que éste lo desmintiera, después de que los medios paleros lo apoyaran, después de todo ese argüende, ahora quiere ser alcalde de Córdoba. Es por ello que no sólo deja la Mesa Directiva del Congreso, sino que además deja su puesto como legislador para hacerse candidato. Recientemente el INE impuso una regla para los candidatos: “No contar con antecedente de denuncia, investigación, procesamiento y en su caso no haber sido condenado o sancionado mediante resolución firme por violencia familiar o doméstica”. ¿En qué quedamos? Claro, lo más fácil es pedirle a Verónica Hernández Giadáns, fiscal espuria, que borre todo antecedente delictivo de este angelito. 

Se recupera Ricardo Ahued y regresa a sus actividades legislativas; tuvo una “intervención exitosa”

Hace unas semanas el senador Ricardo Ahued fijó su postura sobre el tema de los fideicomisos, “no votaré a favor de eliminar todos, sin salvar ciencia, derechos humanos, entre otros”. En esa ocasión señaló que estaba siendo atendido por los médicos, por ello aseguró: “De no estar presente, lo dejo claro mi posición es respetuosa y de estar presente en la sesión ratificaría mi postura”. El día de ayer el senador Ahued publicó en sus redes sociales que ya se está recuperando: “Cómo se hizo del conocimiento después de una caída que sufrí accidentalmente, me vi en la necesidad de ausentarme de mis obligaciones legislativas y de atención ciudadana para ser valorado. Afortunadamente la intervención fue exitosa. Agradezco los mensajes de ánimo hacia mi persona y les comento estoy en plena recuperación y según las indicaciones médicas podré estar en activo en los próximos días, cosa que me llena de ánimo para ser útil y cumplir con el compromiso con mi país”. Habla Ricardo Ahued de una “intervención exitosa”, lo que es una buena noticia para su familia y para millones de veracruzanos que esperan buenas cosas de él.

Diputado Magdaleno Rosales, “lo que hace la mano hace el de atrás”; mete aviadores porque los otros lo hacían, hace fiestas porque los otros lo hacen

Hay un juego de barriada que suele ser muy divertido, pero al mismo tiempo riesgoso. Se llama “lo que hace la mano hace el de atrás”. El juego consiste en que un grupo de niños se mueva en hilera y lo que hace el que va adelante, también lo hacen los demás. En el barrio si el primero tocaba el timbre de una casa, los otros tenían que hacerlo; si pateaba un bote de basura, los otros debían hacerlo; si saltaba una cerca, los otros debían hacerlo. El problema es que los últimos en hacer lo que hace la mano, eran los que terminaban pagando las consecuencias. El diputado de Morena, Magdaleno Rosales, dice que el metió a trabajar a su hijo al Congreso de Veracruz, porque eso hacían los diputados de otras legislaturas; y si los otros lo hacían, ¿por qué él no? Esta vez fue acusado por haber celebrado los XV años de su hija, en un momento en que se está pidiendo evitar ese tipo de fiestas. ¿Y cuál fue la respuesta del diputado? Pues si los morenistas se reunieron en Emiliano Zapata y no les dijeron nada, ¿por qué a él sí? Lo que hace la mano hace el de atrás. El diputado de Morena se justifica: “Lo hice como padre, lo pensé mucho, mi hija me insistió mucho”. ¡Qué padre tan padre don Magdaleno!

Armando Ortiz ​​Twitter: @aortiz52 ​​@lbajopalabra

Lo último

Columnas