jueves, diciembre 2, 2021

Vuelve a fallar una prueba la nave espacial Starship SN8 de SpaceX

Relacionados

La empresa aeroespacial SpaceX, propiedad del multimillonario Elon Musk, ha sufrido un nuevo percance en las pruebas de su cohete espacial Starship SN8. Según el portal especializado Space.com, se trata de la tercera vez en un mes: los dos tests anteriores tuvieron lugar el 20 de octubre y el 10 de noviembre.

Los ensayos más recientes se realizaron este jueves en las instalaciones de SpaceX, cerca del pueblo de Boca Chica, en el sur de Texas. La nave Starship realizó un breve ‘encendido estático’ —prueba que implica encender los motores sin dejar que el cohete despegue— pero algo salió mal.

Según el medio, en la transmisión en vivo de la prueba se pudo ver lo que parecía ser un material fundido goteando desde la base de la Starship SN8.

Más tarde, Musk confirmó vía Twitter que por razones aún desconocidas se produjo un problema en los mecanismos neumáticos de la nave espacial y que la presión del oxígeno líquido en el tanque de cabecera estaba aumentando.

«Es de esperar que se active el disco de ruptura para aliviar la presión, de lo contrario, el corcho se romperá», agregó el director de SpaceX. «Tal vez se derritió un prequemador de motor o un colector de gas caliente de combustible. Sea como sea, causó la pérdida de los neumáticos. Necesitamos resolver este problema», escribió el magnate en un tuit aparte.

Gracias al disco de ruptura, dispositivo de seguridad que protege diferentes secciones o sistemas de un vehículo de sobrepresurización, la nave Starship finalmente evitó el colapso y permaneció intacta.

«El disco de ruptura funcionó, por lo que el vehículo parece estar bien. Tendremos que cambiar al menos uno de los motores», informó Musk en otra publicación de Twitter.

Lo último

Columnas