domingo, diciembre 5, 2021

Xóchitl Arbesú, nada que informar. Puros encuentros virtuales y boletines de prensa del IVEC. La señora anda ocupada en su campaña por Minatitlán

Cuitláhuac García, el candidato idóneo para una revocación de mandato en Veracruz

No es lo mismo idóneo que ideal. Lo idóneo es aquello “que reúne las condiciones necesarias u óptimas para una función o fin determinados”. Por otro lado, lo ideal es más utópico, es la cercanía de la perfección. En este sentido podemos decir que Cuitláhuac García es un gobernante idóneo para que en Veracruz se estrene la revocación de mandato. Cabe mencionar que el nieto de doña Manuela Durán, primo de Eleazar Guerrero, ha puesto todo de su parte para ganarse el repudio de los veracruzanos. Cuitláhuac García habla y escupe tonterías; habla y esputa desatinos; habla y refrenda su estulticia en cada frase. Sus acciones son inacciones. Cuitláhuac García dice “hágase la luz” y deja al estado en la oscuridad. El gobernador vive en el reino del revés, “nadie baila con los pies, que un ladrón es vigilante y otro es juez”. Prometieron honestidad y se convirtieron en ladrones; prometieron austeridad y se volvieron groseramente ostentosos; prometieron castidad, y se volvieron adúlteros de la política, dejando entrar a Morena a cualquier delincuente; uno de esos el presidente de la Junta de Coordinación Política en el Congreso. Cuitláhuac García prometió acabar con la corrupción y la corrupción lo está acabando a él. Esto y más convierten a Cuitláhuac García como el sujeto idóneo para inaugurar la revocación de mandato en el estado de Veracruz. Sólo esperemos que el Congreso del estado no se tarde en legislar, porque incluso el 2022 nos parece demasiado tarde.

Xóchitl Arbesú, nada que informar. Puros encuentros virtuales y boletines de prensa del IVEC. La señora anda ocupada en su campaña por Minatitlán

Xóchitl Arbesú es una funcionaria inútil, nada hizo en la Secretaría de Turismo en este 2020. En parte nada hizo porque la pandemia le cayó encima, pero tampoco logró lidiar con esta desavenencia. En su comparecencia ante la Comisión de Turismo, donde se encuentra por cierto la Reina del Nepotismo, Rosalinda Galindo, sólo habló de encuentros virtuales que no sirvieron para nada, de convenios con instituciones que no llevaron a nada, de ruedas de prensa en las que no informó nada, de certificaciones y constancias que no sirvieron para nada, de estrategias que nunca llegaron a nada y de los boletines de prensa del IVEC que no informan nada. En pocas palabras, la Secretaría de Turismo en manos de Xóchitl Arbesú no sirvió para nada. Eso es lo que dicen los hoteleros, muchos de los cuales se verán obligados a cerrar de manera definitiva; eso lo dicen los centros turísticos, que nunca vieron el apoyo de la Secretaría; eso lo constatan los mismos veracruzanos, que ven que en dos años el turismo en Veracruz sigue siendo de turistas de jícama con chile y agua de horchata. Mejor hubiera hablado la señora de las actividades de su fundación Arbesú Lago, que esa sí ha estado muy activa, pues la señora quiere ser alcaldesa de Minatitlán o ya de perdis diputada por ese distrito. ¡Cómo si lo mereciera la inútil!

Del “no te preocupes Rosario” al “no la chingues Rosario”. La Robles le va a echar toda la culpa a Luis Videgaray

¡No que no tronabas pistolita! Muchos meses se pasó Rosario Robles diciendo que ella no había participado en ningún acto de corrupción; Rosario Robles juraba que era tan inmaculada como la virgen de la Macarena. Se sentía presa política, al tiempo que aseguraba que no iba a ceder a las presiones del gobierno para poner el dedo a sus compañeros de gabinete. Sin embargo, una segunda orden de aprehensión, esta vez por delincuencia organizada y lavado de dinero la hicieron reflexionar y llegar a la conclusión de que pura, pura, no había sido. Ahora, Rosario Robles, de manera intrínseca, reconoce que sí hubo “Estafa Maestra”, pues está, según su abogado, a punto de declarar, ya como testigo colaborador, que los recursos que salieron de la “Estafa Maestra” se utilizaron para las campañas electorales del PRI-Gobierno. A la Robles le llegó el agua al cuello, no pudo soportar más presión. Ahora está en pláticas con la Fiscalía General de la República para obtener un criterio de oportunidad que le permita los mismos privilegios que tiene Emilio Lozoya, el testigo VIP de la Cuarta Transformación. Todavía nos acordamos de la manera como el presidente Peña Nieto trató de encubrir uy cobijar a Rosario Robles con el “no te preocupes Rosario”. Ahora Peña Nieto le debería mandar un mensaje que diga: “No la chingues Rosario”.

Armando Ortiz ​​Twitter: @aortiz52 ​​@lbajopalabra

Lo último

Columnas