domingo, noviembre 28, 2021

¿Y ahora, qué?

Relacionados

El general Salvador Cienfuegos ha superado eventualmente la posibilidad de un encierro carcelario de largo plazo, no así la carga histórica implícita en su detención por los cargos imputados por un gobierno de los Estados Unidos, eso queda en el renglón del “calumnia que algo queda”. Por su parte, el ejército mexicano gana una batalla al lograr el éxito en su gestión ante el gobierno para obtener su intermediación ante el gobierno de aquel país. Pero el gobierno de México adquiere a su vez un compromiso histórico acerca de la papa caliente que le entrega su homólogo del norte, ¿proseguirá las investigaciones del caso en base a la información recibida o dará carpetazo al asunto? Grave dilema. Y para acabarla, el presidente queda en la encrucijada de no haber reconocido “en tiempo y forma” a Biden y recoger sus palabras de cuando advirtió de realizar una limpia en la Secretaría de la Defensa de todos los militares con algún vínculo con el exsecretario Cienfuegos. La gobernanza no es solo sentido común, cuando las circunstancias imponen su mandato.

Lo último

Columnas