sábado, diciembre 4, 2021

Yunes/Julens

Sin tacto

Por Sergio González Levet

Es la naturaleza del ser humano querer ser siempre el primero por encima de las otras especies, y por extensión de sus semejantes. Por eso las luchas por el poder, del tamaño y cualidad que sea -político, doméstico, privado, económico-, se vuelven a veces tan encarnizadas. Esa ambición está en nuestros genes, permanece en nuestro ADN, es congénita, es natural.

La familia encabezada con tanto éxito y aciertos por Miguel Ángel Yunes Linares, conocida como el Clan del Estero por el lugar en que se asienta la casa paterna y algunas de los congéneres, prácticamente ha mantenido en un vilo electoral a la zona conurbada Veracruz-Boca del Río-Medellín-Alvarado, en donde han reinado en la captación de votos ciudadanos a favor de ellos o de los candidatos que han impulsado.

El Ayuntamiento de Boca del Río ha sido su feudo invicto desde hace varias administraciones, y pasó por ahí dos veces el primogénito de la familia, Miguel Ángel Yunes Márquez, con una real aceptación ciudadana por sus resultados como munícipe.

Digamos sin la intención de censurar que el negocio se amplió, y así el otro vástago que es político, Fernando, conquistó la alcaldía del Puerto de Veracruz, que tiene la silla municipal más antigua de América, y es el recipiente histórico más importante de nuestro país.

Lo ha hecho bien Fernando, como es la divisa de la casa, y en los casi tres años de su administración suma adeptos y simpatías (comparables en su extensión y por defecto con las críticas y denostaciones que reciben algunos presidentes municipales emanados de Morena, como Hipólito Rodríguez en Xalapa).

Es tan manifiesta la popularidad ciudadana de Yunes Márquez, reflejada en las encuestas reales y serias que se han hecho en la conurbación, que no resulta nada exagerado afirmar que hay una enorme posibilidad de que el partido que lo postuló, el PAN, vuelva a resultar ganador en las elecciones del año próximo, y más si se da el hecho de que otro miembro de la eficiente familia sea el aspirante postulado… y más si ese miembro es Miguel Ángel hijo, quien ha demostrado dos veces que sabe ser un buen alcalde.

Pero es de naturaleza humana querer ser siempre el primero, y ahora otra familia connotada del Puerto, la Rementería, alza la mano para que tomen en consideración a uno de sus hijos preclaros.

El senador Julen impulsa a su hijo, el diputado local Bingen, para que sea el abanderado de Acción nacional el año próximo en el municipio de Veracruz. El patriarca tiene los tamaños para proyectar la aspiración, y el hijo podría ser un candidato competitivo, peeeeero:

La jettatura de los Yunes y sus resultados municipales les dan la primacía electoral en Vera-Boca-Medellín-Alvarado. Si los panistas piensan en lo mejor para su partido, ellos retendrán las posiciones en esa zona crucial del estado.

Si no, quién sabe…

[email protected]

Lo último

Columnas