miércoles, diciembre 8, 2021

Colapsa radiotelescopio de Arecibo en Puerto Rico

Relacionados

Agencias/Sociedad 3.0

El enorme radiotelescopio de Arecibo en Puerto Rico ya dañado y que jugó un papel clave en los descubrimientos astronómicos durante más de medio siglo colapsó por completo el martes. El accidente ocurrió a las 7:56 am del martes como una reacción en cadena imparable.

Desafortunadamente, esto no fue una sorpresa ya que muchos de los gruesos cables que sujetaban la estructura se rompieron durante el fin de semana.

Ya habíamos hablado del deseo por parte de la National Science Foundation de Estados Unidos de cerrar definitivamente el telescopio previamente anunciado que cerraría el radiotelescopio debido a los importantes daños sufridos por la rotura de algunos cables de soporte de acero.

La estructura tan alta como un edificio de cuatro pisos que alberga reflectores secundarios, con un peso de 900 toneladas, incluida la cúpula gregoriana y la plataforma receptora, cayó en la parte norte del gran reflector ubicado a unos 121 metros más abajo.

Arecibo fue el radiotelescopio más grande del mundo durante bastante tiempo y permitió a los científicos hacer grandes descubrimientos.

«Sonaba como un estruendo. Sabía exactamente lo que era. Yo estaba gritando. Personalmente estaba fuera de control … no tengo palabras para expresarlo. Es un sentimiento terrible y muy profundo».

Estas son las palabras de Jonathan Friedman que vive allí cerca del sitio del radiotelescopio y que ha trabajado en el observatorio como investigador durante 26 años.

«Correr por una pequeña colina cerca de su casa confirmó sus sospechas: una nube de polvo flotaba en el aire donde una vez estuvo la estructura, destruyendo las esperanzas de algunos científicos de que el telescopio podría ser reparado de alguna manera».

El telescopio fue construido en la década de 1960 con contribuciones del Departamento de Defensa como un medio para impulsar el desarrollo de defensas de misiles balísticos.

En sus 57 años de funcionamiento ha soportado huracanes, humedad tropical y una serie reciente de terremotos.

Gracias a este gran radiotelescopio, fue posible rastrear asteroides en su camino a la Tierra , realizar investigaciones que llevaron a un Premio Nobel y determinar si un planeta es potencialmente habitable.

También fue un excelente campo de entrenamiento para estudiantes de todo el mundo y atrajo alrededor de 90.000 visitantes al año.

Ahora, la instalación de un nuevo telescopio costaría hasta 350 millones de dólares que la NSF no tiene, por lo que la noticia va al Congreso de los Estados Unidos.

Solo en el futuro sabremos si habrá otro radiotelescopio de Arecibo .

Lo último

Columnas