lunes, mayo 16, 2022

Del “pinche” de Brozo…

Opiniones y Comentarios

Julio Ricardo Blanchet Cruz

[email protected]

Quien para demostrar su inconformidad o enojo hace uso de palabras altisonantes, insulta y descalifica, hace evidente la pobreza de su lenguaje: lo mismo en la política que en el …  ¿Arte?…

No sé cómo llamar a un individuo que para hacer reír a la gente se la pasa diciendo majaderías y albureando: ¿bufón? Aunque ciertamente sí sé cómo calificar a la audiencia que se solaza escuchándolo…

En el caso de “Brozo” que de una u otra manera insultó, no a Andrés Manuel, sino al Presidente -“eres un pinche Presidente” fueron sus palabras-.  No se dirigió a Andrés Manuel ni dijo que era un pinche tabasqueño.  Se lo dijo al Presidente…

Y aunque el “payaso” es muy valiente y dice estar dispuesto a afrontar lo que venga por haberlo insultado.  Me permito recordar que los valientes no dicen las cosas a espaldas, o las mandan decir; sino que lo que tienen que decir, lo dicen de frente y cara a cara. Y quiero ver si el “payaso” se atreve a decírselo en su cara al Presidente…

Está bien eso de ser opositor; pero el “payaso” debe de ser sancionado y obligado a públicamente disculparse.  Y si muy me apuran, debe de ser censurado, no por coartar la Libertad de Expresión, de la que soy absoluto partidario -no en balde he estado en la cárcel tres veces- sino por el mal uso del lenguaje y el mal ejemplo que da.  Si lo dijera de otra manera, sin insultar, sería distinto…  

Era Presidente de México Miguel Alemán Valdez,cuando en sus oficinas de Palacio Nacional recibió a la connotada escritora y periodista Magdalena Mondragón (1913 – 1989) con una trayectoria destacadísima en el periodismo; entre muchas otras cosas, fue la primera mujer que dirigió un periódico en México…

Y la cito, porque fue autora del libro “Los presidentes me dan risa”.  Y de esas cosas curiosas que suceden en nuestro México, una noche su casa fue baleada, es decir, unos desconocidos la dejaron llena de agujeros con proyectiles de grueso calibre; sin que nadie saliera herido…

Por lo que a la mañana siguiente, la poetiza fue a ver al Presidente.  Y respondiendo a su cordial saludo: “¿Qué tal Magdalena, que la trae por aquí?”.  Por respuesta obtuvo un “¿Usted tiene madre señor Presidente?”

Sorprendido el veracruzano, famoso entre otras co$a$ porque sus contrincantes a cargos políticos siempre tenían accidentes y se morían dejándole libre el camino, inquirió. ¿Por qué me dice eso Magdalena?…

“Porque yo sí; y vive conmigo; y anoche balearon mi casa”.  El fin de la historia lo desconozco.  Ignoro si atraparon a los que dispararon o no; supongo que en 15 minutos detuvieron a los delincuentes y quince días después los soltaron…

Así mismo ignoro si Víctor Trujillo conoce esta anécdota y siquiera si conoce o escuchó hablar de Magdalena Mondragón; pero nunca le dijo que era un pinche Presidente. 

Cambiando de tema…

Qué puede decirse de Don Pepe Múgica, ese excelente ser humano, ejemplo para todos los políticos del mundo, cuando en una entrevista para CNN, después de verter toda esa sabiduría que tiene y con tanta sencillez…

Dijo que su última voluntad es que lo enterraran junto a Manuela.  Una adorable perra que lo acompañó durante 22 años.  Y terminó repitiendo la conocida frase de Diógenes de Sinope (412 – 323) aquél filósofo que caminaba por las calles a plena luz del día con una lámpara encendida, pues decía que “buscaba un hombre honesto”: “Mientras más conozco a los hombres, más quiero a mi  perro”. 

Y nos vemos mañana, si el Sol me presta vida.

Lo último

Columnas