sábado, junio 25, 2022

El arquetipo del anti candidato

Lo último

Si hubiera que escoger un arquetipo de anti candidato a cargo de elección popular no habría mayor problema si se opta por Samuel García, aspirante por Movimiento Ciudadano al gobierno de Nuevo León. Sus declaraciones chuscas, por decir lo menos, lo ubican en el centro de la polémica pública y no favorecen a su causa. Ya le han destacado sus expresiones relativas a amigos que se sienten felices con “un sueldito de 40 o 50 mil pesos”, o la referencia a su sufrida adolescencia, cuando su papá lo despertaba después de una noche de juerga para llevarlo al campo de golf. Ahora, sus adversarios exhuman una entrevista de 2015: «En el norte trabajamos, en el centro administran y en el sur descansan”, para describir la desigualdad del convenio fiscal pues, dijo, “En Nuevo León, de cada peso que damos al gobierno federal, solamente nos regresan 40 centavos, pero hay estados en el sur que por cada peso que dan reciben tres”, lo cual, no por ajustarse a la verdad, en México se utiliza para golpear políticamente en supuesta defensa de los desposeídos, que son los más. No la tiene fácil Movimiento Ciudadano en Nuevo León, porque Samuel García está demostrando que en política hablar con la verdad no es conveniente.

Relacionados

Columnistas