sábado, junio 25, 2022

El hombre y el ciudadano

Lo último

La concepción roussoniana de la sociedad y del estado fue formulada en el siglo XVIII, sin embargo, permanece vigente por cuanto a que fundamentó las teorías del estado de derecho y el constitucionalismo, matriz que enmarca y rige la conducta democrática. Los derechos del hombre y del ciudadano siguen vigentes como paradigmas democráticos, en la distinción de esos derechos y el respeto de los límites de cada cual reside la paz y tranquilidad sociales. La sociedad civil está antecedida por el estado de naturaleza del hombre, libre e igual a sus semejantes, aquella surge de un pacto voluntario, un contrato civil para crear al ente, un leviatán, el Estado, garante de la seguridad y libertad del todo social. Si el Estado evade el respeto a las leyes emanadas de ese pacto surgen los conflictos entre partes. Hé allí la esencia de la pugna entre el INE, que apela al 41 constitucional para limitar el contenido de las mañaneras y el gobernante, que acude a sus derechos naturales. Para dirimir las diferencias está la Suprema Corte de Justicia cuya resolución será inapelable.

Relacionados

Columnistas