lunes, julio 4, 2022

Fama o popularidad, el anzuelo partidista

Lo último

La proliferación de partidos propicia una singular cacería para conseguir candidatos con imán y atraer votos para ganar una elección o, en todo caso, para reunir los sufragios que permitan conservar el registro, esto último es prioritario en las siglas de nueva creación y algunos partidos con añosa vigencia. En esa lógica partidos como el Verde Ecologista y Encuentro Solidario (recientemente resucitado) pescan entre quienes gozan de fama, sin distingos ideológicos ni señales de propósitos sociales. Aprovechar la fama que proporciona el espectáculo en el canto, la novela o la película y presentarlos a una ciudadanía en su mayoría ocupada en buscar el diario sustento, evitar contagiarse de Covid- 19 y no ser desaparecido, asaltado o asesinado por la delincuencia. Como sea, ya se apuntaron Quico, el del Chavo del ocho, Gabriela Goldsmith, Alfredo Adame, Patricio “Pato” Zambrano Garza, Héctor Hernández, cantante de Los Ángeles Azules, Marco Antonio Flores, de la Banda Jerez, Adolfo “Bofo” Bautista, Francisco Javier “el Abuelo Cruz”, Jorge Campos, Adolfo Ríos, José Luis Sánchez Solá, “el Chelís”, Rommel Pacheco, “El Tinieblas”, etc. Blue Demon Jr. Cosas de la democracia, de nuestra democracia.

Relacionados

Columnistas