jueves, mayo 19, 2022

La misma gata, pero más revolcada

Relacionados

La alternancia política en nuestro país se inició desde abajo pues empezó con alcaldes de filas partidistas diferentes al PRI, el PAN, primero, el PARM y PPS después, aunque resultados y conductas de su gestión no fueron diferentes porque al final esos alcaldes mejoraron su condición económica “de manera inexplicable”, se decía entonces. Sucedió igual con diputados que al votar vendían su voto. Después llegaron gobernadores del PAN y del PRD, más de lo mismo demostrado en el PRI. Ahora que llegó López Obrador a la presidencia de la república por MORENA presumen ser diferentes, pero es mera retórica porque el propio López Obrador conserva la genética priista y la perredista, al igual de quienes lo acompañan, y muchos de ellos arribaron por mero accidente de las circunstancias. No pueden ser diferentes porque todos provienen del mismo caldo de cultivo, de la estructura social mexicana. Basta un botón, el del, ahora morenista, Félix Salgado, candidato al gobierno de Guerrero, quien confesó: mujeriego, parrandero, jugador, borracho; todos los vicios de Gabino Barreda y de Simón Blanco me los juntaron. Yo así soy, soy incorregible, soy impredecible, soy incalumniable, todo lo que dicen de mí es cierto”. Entonces, ¿cuál cambio? ¿somos diferentes? Que lo diga una consulta popular.

Lo último

Columnas